lunes, 31 de agosto de 2009

La Historia en viñetas

En la Edad del Bronce hubo un episodio archifamoso en el mundo entero: La Guerra de Troya que enfrentó a griegos y troyanos, dicen que por Helena, pero más bien sería por motivos económicos. Quién no ha oído hablar de Homero y sus poemas “La Ilíada” y “La Odisea”, que bonitas… o que tostón de obras. El caso es que los griegos al mando de Agamenón cruzaron el Egeo y se plantaron ante las murallas de Troya y claro... cuatro tíos con unos palos con punta de bronce se toparon con una inmensa mole de piedra, las murallas de Troya. Y como estos griegos no tenían mucha imaginación allí se pegaron 10 años hasta que un día, un iluminado conocido como Ulises tuvo un plan: construir un caballo de madera para entrar en Troya. No me quiero imaginar el pitorreo que hubo de haber en el campamento griego cuando Ulises propuso construir un caballo de madera como modo de conquistar Troya. Le debían decir “que pasa, que tienes el síndrome de Peter Pan y quieres jugar con caballitos de madera, Ulises, que ya tenemos unos añitos…”. El caso es que a Agamenón le debió gustar el plan y lo pusieron en marcha. En Troya por su parte, además de estar todo confiados por sus murallas, el único inteligente de la ciudad, el príncipe Héctor, se había querido hacer el héroe y jugando a las batallitas con Aquiles acabó con dos palmos de acero en las tripas. Así que en un derroche de inteligencia, los troyanos aceptaron meter en la ciudad el gran caballo de madera que les regalaban los griegos. Veamos a continuación cómo pudo ser el momento:




(Para ver mejor la viñeta pinchar sobre ella)

En la actualidad, los historiadores creen que lo que nos cuenta Homero está basado en la realidad pero que es algo así como literatura fantástica de la época. Básicamente, Homero vivió unos cuantos siglos después de la Guerra de Troya. Los historiadores enmarcan el episodio en la crisis del 1200 a. C. que afectó a todo el Mediterráneo Oriental y acabó con el ya agonizante Imperio Hitita y debilitó a Egipto. En el siglo XIX a un pirado que se las daba de arqueoloco, Henri Schliemann, le sonó la flauta y ¡descubrió Troya! Cumplió su sueño, se hizo rico y famoso de un plumazo. Los arqueolocos de hoy en día más o menos si que cumplen sus sueños, pero ricos y famosos…pocos.

Una de viñetas


En el 722 tuvo lugar la famosa batalla de Covadonga, en la que supuestamente Pelayo (caudillo astur? noble visigodo?) al mando de unos pocos soldados derrotó a las tropas islámicas. Según se lea la crónica cristiana o la musulmana sobre este suceso, la Historia cambia mucho:


sábado, 1 de agosto de 2009

Labitolosa


Labitolosa es un yacimiento que se encuentra en el término municipal de la Puebla de Castro, comarca de la Ribagorza, provincia de Huesca.

Entre mediados del siglo I a. C. y finales del siglo II d. C. Labitolosa fue una próspera ciudad hispanorromana perteneciente al Conventus Caesaraugustanus. Gracias a las excavaciones arqueológicas, que se llevan realizando desde 1991 y que actualmente dirige la doctora Ángeles Magallón, conocemos que la ciudad romana de Labitolosa constaba de un foro en el que hay una curia, dos complejso termales, una domus...

Además, en el Cerro del Calvario, se han encontrado restos de una fortaleza musulmana.

Esto es un brevísimo resumen de lo que es Labitolosa. Para más información:

http://www.lapuebladecastro.com/patrimonio/labitolosa/

http://www.aragoninvestiga.org/investigacion/temas_todo.asp?id_tema=24&intPagActual=1&categoria=Humanidades&id_categoria=225

http://labitolos-ano.blogspot.com/