lunes, 26 de octubre de 2009

Crónica de octubre

HOMENAJE A LAS HEROÍNAS DE ZARAGOZA
El pasado domingo 11 de octubre tuvo lugar el ya tardicional homenaje a las Heroínas de Zaragoza en la plaza del Portillo. En el acto, conducido por Corita Viamonte, intervinieron el presidente de la asociación Los Sitios, Gonzalo Aguado, el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch y participaron grupos de recreación como los Voluntarios de Aragón, los Artilleros de Aragón, el Royo del Rabal o miembros de Sociedad Victoriana Augusta.

El grupo el Royo del Rabal interpretó varias jotas a lo largo del acto. Tras unas palabras de Gonzalo Aguado y el alcalde se procedió a hacer una pequeña aunque emotiva ofrenda floral junto al monumento de Mariano Benlliure a las Heroínas de Los Sitios.

Finalmente, los Voluntarios de Aragón y los Artilleros lanzaron una salva de honor, los primeros con sus mosquetes y los segundos con un cañón réplica de los de 1808.

Fue un acto al que acudieron cientos de zaragozanos y zaragozanas y que sirve para no olvidar nuestra Historia y tener refrenets para avanzar hacia el futuro. Hoy, en 2009 los retos son otros que los de hace 200 años, pero los actos de nuestros antepasados nos pueden servir de ejemplo.


II EDICIÓN DE LA RUTA (botellón) DE LOS SITIOS EN PILARES
El pasado miércoles 14 de octubre dirigí por segundo año consecutivo a un intrépido grupo de "intentos de historiadores" e historiadores en su mayoría por algunos de los lugares emblemáticos de la Zaragoza de Los Sitios.
Este año nos reunimos 24 personas y comenzamos esta peculiar ruta en la plaza del Portillo, lugar de la acción de Agustina de Aragón un 2 de julio de 1808. Tras una introducción histórica, unos apuntes sobre las Heroínas más famosas y una breve explicación del monumento de Benlliure, nos fuimos de allí por la calle Madre Ráfols.

La siguiente parada la hicimos en la plaza Jose María Forqué, junto a la estatua de Palafox. Allí, megáfonono en mano, expliqué un poco sobre la vida y las decisiones que tomó José Palafox Rebolledo y Melci, Capitán General de Aragón entre el 25 de mayo de 1808 y el 21 de febrero de 1809.
Desde allí y tras pasar junto al antiguo hospital de convalecientes, llegamos a la Puerta del cArmen, quizás unos de los símbolos más conocidos de la defensa de Zargoza en 1808 y 1809.


Después nos dirigimos a Santa Engracia, para acbar esta ruta en la plaza de España, junto al monumento de Agustín Querol.
Si alguien de los asistentes a esta ruta, lle esto, quiero agradecerle su asitencia.

PRÓXIMOS ACTOS RELACIONADOS CON LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA

- 3er CICLO DE CONFERENCIAS
"Los Sitios de Zaragoza y su influencia en la resistencia española a la invasión napoleónica
"Un año más, la Asociación Cultural "Los Sitios de Zaragoza" reúne a un grupo de expertos en la Guerra de la Independencia, a fin de dar a conocer aspectos habitualmente poco tratados. Se pretende así aportar un punto de vista complementario, y más profundo, a la mera descripción de hechos y personajes idealizados.
En esta ocasión se presenta la oportunidad de apreciar desde varios ángulos cómo se veía en 1809 la trascendencia de la resistencia zaragozana a los asedios napoleónicos. Para ello se analizan diversos aspectos personales y políticos del aragonés Martín de Garay y del intendente Lorenzo Calvo de Rozas, miembros de la Junta Central Suprema que en aquellos momentos intentaba coordinar el esfuerzo bélico nacional contra el invasor.
Por otro lado, los combates y las figuras míticas de Los Sitios, como Palafox o Agustina, adquirieron una gran repercusión internacional, que centraremos en el caso británico, pues en Gran Bretaña se siguió con gran interés el desarrollo de los asedios y se produjo una interesante obra artística relacionada con ellos.
Salón de actos de la Parroquia de Santa Engracia. C/ Hernando de Aragón, 6 (esquina con Paseo de la Constitución)
A las 19,30 horas. ENTRADA LIBRE
28 de octubre de 2009. Lorenzo Calvo de Rozas, representante del Reino de Aragón en la Junta Central. D. Antonio Moliner Prada, Universidad Autónoma de Barcelona. 29 de octubre de 2009. El impacto de Los Sitios de Zaragoza en el Reino Unido: prensa, arte y literatura. Dª Alicia Laspra Rodríguez, Universidad de Oviedo. 30 de octubre de 2009. Martín de Garay y Aragón. Dª Nuria Alonso Garcés, Universidad de Santiago de Compostela.

-XIX Ruta de Los Sitios. 1 de noviembre de 2009
9,45. Concentración en la Glorieta Sasera (Reducto del Pilar).
13,00 Ofrenda en la Cripta del Pilar.

- Curso de la Institución Fernando el Católico, dirigido por Pedro Rújula "Franceses. Los invasores en la Guerra de la Independencia". Días 28, 29 y 30 de octubre en el aula de la IFC.
NOTAS ACLARATORIAS:
1º- Las dos primeras fotografías han sido sacadas de la web de la Asociación Los Sitios de Zaragoza. http://www.asociacionlossitios.com/
2º- Agradecer a la Asociación Los Sitios y demás asociaciones e instituciones la organización de este tipo de actos y conferencias.
3º- En la II ruta(botellón) de Los Sitios de Pilares 2009 no se ensució lo más mínimo. Todas las bolsas de plástico y botellas acabaron en los contenedores. Los estudiantes de Historia e historiadores estamos plenamente concienciados con el patrimonio, cosa que muchas instituciones y gobernantes no pueden decir. Los jóvenes de hoy en día no somos delincuentes y vándalos como presupome la nueva normativa antibotellón del Excelentísimo Ayuntamiento de Zaragoza.

sábado, 3 de octubre de 2009

"Párrocos, escobas y batallas"


Ha pasado el Bicentenario de los Sitios, pero no el de la Guerra de la Independencia. ante unas críticas que recibí el otro día (en especial cuando cierto tipejo dijo "Habría que borrar de los anales de la Historia la Guerra de la Independencia"), recordé un artículo que en el 2004 escribió Reverte y que transcribo a continuación:


Patente de corso, por Arturo Pérez-Reverte


"Párrocos, escobas y batallas"

Tenemos por delante una larga temporada de polémica histórica, a base de aniversarios, bicentenarios y cosas así. Que es justo lo que le faltaba a esta nueva España megaplural y ultramoderna que nos están actualizando entre varios compadres. La verdad es que el tricentenario de la ocupación inglesa de Gibraltar habría pasado inadvertido de no ser por la murga que organizaron los guiris, pues aquí nadie pareció acordarse de nada. Pero vienen tiempos difíciles para la amnesia. En 2005 hará doscientos años de lo de Trafalgar. Y entre 2008 y 2014, una docena de ciudades y pueblos españoles tendrá ocasión de conmemorar fechas de batallas decisivas hace dos siglos, como Bailén, La Coruña, Zaragoza, Gerona, Talavera, La Albuera, Cádiz, etcétera. Me refiero a ese período que antes, en los libros del cole, se llamaba guerra de la Independencia, y ahora no sé cómo cojones se llama, si es que aún se llama algo.

En otros países, conmemorar esas cosas está chupado: acuden los historiadores, los niños de los colegios, las asociaciones, se recorre el campo de batalla, se homenajea a las víctimas de uno y otro bando, y se mantiene viva la memoria de los hombres, sus hazañas y sus miserias. Lo hemos visto en Waterloo, en Gettysburg, en Normandía. Todos lo hacen, como recordatorio de lo grande y lo terrible que hay en el corazón humano. En España no, claro. Somos el único país donde conmemorar batallas no sólo está mal visto, sino que permite, a la panda de mercachifles y payasos de que tan sobrados andamos, sacar fuera la mala leche, el oportunismo, la insolidaridad y la incultura que, precisamente, crearon campos de batalla. Acostumbrados a confundir Historia con reacción, memoria con derechas, pacifismo con izquierda, guerras con militarismo, soldados con fascistas, cualquier iniciativa para rescatar la memoria, el coraje y la dignidad de quienes lucharon y murieron por una idea, por una fe o simplemente arrastrados por el torbellino de la Historia, tropieza siempre con un muro de estupidez y demagogia.

El último caso tuvo lugar hace poco en Bailén, cuando, en los actos conmemorativos, un párroco local –ignorando que conmemorar no significa celebrar– alzó una escoba mientras leía un texto de San Francisco en defensa de la paz, mostrando así su disconformidad con que la ciudad recuerde que allí, hace ciento noventa y seis años, un ejército de campesinos y patriotas alzados contra la ocupación de su tierra por un ejército extranjero infligió a Napoleón su primera derrota. Y así la demagogia del párroco desplazó, en los titulares de diarios, la que hubiera sido reflexión adecuada: que Vietnam o Iraq, por ejemplo, tuvieron en la batalla de Bailén –en España– un precedente digno de consideración. Que es justo de lo que se trata. La Historia como luz para iluminar el presente.

Conmemorar el aniversario de una batalla no es un acto belicista, ni de derechas, ni de izquierdas. Es un acto de afirmación histórica, de identidad y de memoria. Es homenajear a los abuelos, honrando la tierra que mojaron con la sangre que corre por nuestras venas. Es recordar el sufrimiento, el valor de quienes fueron capaces de levantarse y subir ladera arriba, entre la metralla, porque ese día, en aquel lugar, fueran cuales fuesen la bandera o las ideas que los empujaban, creyeron su deber hacerlo; así que apretaron los dientes y pelearon, en vez de quedarse en un agujero agazapados como ratas, leyendo a san Francisco mientras sus amigos y sus vecinos morían por ellos. Porque a veces, la vida, la Historia, las cosas, son muy perras, y te obligan a luchar y a morir, te guste o no te guste. Por pacífico que seas. Y todo hombre o mujer que cumple esa regla, en cualquier bando, merece recuerdo y respeto, igual que una bandera –aunque en tu fuero interno las desprecies todas– debe ser honrada, no a causa de los políticos de mierda que se aprovechan de ella, sino a causa de quienes murieron por defenderla. He dicho alguna vez en esta página que la Historia no es buena ni mala. Es objetiva. Sólo es Historia. Ocurrió y punto. A las nuevas generaciones corresponde sacar lecciones de ella, en vez de barrerla con una escoba como pretenden el párroco de Bailén y tantos imbéciles más. Escoba que, por cierto, los soldados franceses que en 1808 ocupaban su tierra a los acordes de La Marsellesa, poco amigos de sotanas, no habrían dudado en meterle al señor párroco por el ojete.

Quiero informr desde aquí de los siguientes actos:
- HOMENAJE A LAS HEROÍNAS DE ZARAGOZA. Domingo 11 de octubre a las 10:45 de la mañana en la Plaza del Portillo. Dicha plaza fue escenario de la acción de Agustina de Aragón, a quién se receurda con un monumento de Benlliure y que está enterrada junto a Casta Alvarez y Manuela Sancho en la iglesia del Portillo.
- III CICLO DE CONFERENCIAS "LOS SITIOS DE ZARAGOZA Y SU INFLUENCIA EN LA RESISTENCIA ESPAÑOLA A LA INVASIÓN NAPOLEÓNICA". Días 28, 29 y 30 de octubre a las 19:30h en el salón de actos de Santa Engracia (C/Hernando de Aragón 6). Las conferenciass serán: "Lorenzo Calvo de Rozas, representante del reino de Aragón en la Junta central", "El impacto de Los Sitios de Zaragoza en el Reino Unido: prensa, arte y literatura" y "Martín de Garay y Aragón".
- XIX RUTA DE LOS SITIOS. 1 de noviembre a las 9:45 en la Glorieta Sasera (los cañones del Corte Inglés). A las 13:00h ofrenda en la Cripta del Pilar.