miércoles, 10 de marzo de 2010


A LOS ESTUDIANTES DE LA FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS DE LA UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA

INDIGNACIÓN. Esa es la palabra que define mi estado en estos momentos.
Esta tarde, 10 de marzo de 2010, a la reunión de la Delegación de Estudiantes de Filosofía y Letras tan solo hemos asistido 11 delegados y subdelegados, de los más de 60 convocados.
En los organismos estudiantiles se tratan temas de gran importancia que afectan directamente al día a día de la vida del universitario. Desde dichos organismos SE PUEDEN HACER COSAS, se pueden tramitar reclamaciones y conseguir mejoras.
Y no me digáis que no sirve para nada. Lo que no sirve para nada es ser indiferente, luego quejarse y para después olvidarse del problema y dejarlo pasar.
Pero esos organismos estudiantiles que NOS REPRESENTAN necesitan de una base social, de un apoyo de aquellos a quienes representan: vosotros.
El Consejo de Estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras se formó a comienzos de diciembre de 2009 y estamos moviéndonos. La Delegación de Estudiantes de la Facultad, a pesar del pasotismo de la mayoría de delegados, se reúne, delibera y toma decisiones.
Pera los 8 miembros del Consejo de Estudiantes de Filosofía y Letras no podemos tirar del carro solos, necesitamos vuestro apoyo, el apoyo de la comunidad universitaria.
Filosofía y Letras no es solo una facultad que se nos cae “a piazos” (reivindicaremos al reforma de la Facultad en todas las instancias que podamos) somos los estudiantes de las 11 titulaciones que día a día estamos allí.
Desde el Consejo de Estudiantes de Filosofía y Letras tenemos iniciativas pero no podemos conseguir mejoras para Filosofía y Letras (para vosotros) solos.
También quiero dar un toque de atención a los delegados y subdelegados, especialmente a todos los que no vienen a las reuniones de la Delegación. Ser delegado es un cargo importante, no es estar ahí y ay está, se representa a un grupo de personas y hay que luchar por sus intereses. La figura del delegado está muy desprestigiada y eso tiene que cambiar.
Porque PODEMOS HACER ALGO, aunque sea ser unos pesados en nuestras reivindicaciones ante el Decano, el Rector o quién haga falta.
Porque es muy fácil quedarse quieto y dejar pasar las cosas, pero nuestro deber es luchar porque las cosas cambien a mejor, y es que algo podremos hacer. El camino es difícil, pero hay que intentarlo.
Espero que al leer esto (algunos serán tan vagos que ni lo leerán) reaccionéis.
Pero… como me ha dicho cierta persona “si ni siquiera se ponen de acuerdo para beber… que puedes esperar de ellos”. Aún así, yo no pierdo la esperanza.
Se supone que pronto el Consejo de estudiantes de Filosofía y Letras tendrá página web dentro de la de unizar. Allí podréis enviarnos vuestras quejas y sugerencias. De momento podéis transmitírnoslas a cualquiera de los miembros del Consejo de Estudiantes de Filosofía y Letras.

Daniel Aquillué Domínguez, delegado de 3º de Historia (grupo 1), vocal en el Consejo de Estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza, y representante de alumnos (en estos momentos el único) en el Consejo del Departamento de Historia Moderna, Contemporánea y de América.