viernes, 20 de diciembre de 2013

Juan de Lanuza... en 1836.


Ejecución del Justicia de Aragón. Juan de Lanuza. Mariano Barbasán (1891)

Decapitado por orden de Felipe II de Castilla, Aragón etc. un 20 de diciembre de 1591, el Justicia de Aragón se convirtió en símbolo del liberalismo español. Aquella institución feudal fue reconvertida en el imaginario decimonónico en un luchador por los derechos y mártir de la Libertad. Figura usado públicamente como mito movilizador, especialmente por los progresistas, en el marco de la revolución de agosto de 1836 en Zaragoza se representó una obra teatral referida al Justicia. 


"Nada más propio para el día que resuenan los vivas a la sabia Constitucion, que una función patriótica, y entre todas de esta clase, ninguna más análoga que la tragedia en 5 actos LANUZA.
Cerca de trescientos años hace que la invicta Zaragoza, por sostener sus fueros y derechos, se alzó contra la tiranía del Rey Felipe 2º, llevando a su frente al Justicia Mayor D. Juan de Lanuza, quien pereció víctima de la traición sobre un cadalso, en la plaza pública, llamada ahora de la Justicia. Hoy, que pronunciando el voto de libertad ó muerte, se encuentra decidido á sostenerlo hasta el último trance del modo que entonces lo hizo, justo parece recordarle su antiguo valor, y ofrecerle a la vista la imagen de aquél mártir de la Patria, para que animados sus actuales defensores con su glorioso ejemplo, prefieran mas bien la muerte que la oprobiosa cadena del despotismo. Al representar el personaje de Lanuza el Sr. Montaño esperimentará la mayor satisfacción si consigue acrecentar en los corazones aragoneses el santo amor a la libertad que ardía en el pecho de aquel héroe, cuya gloriosa sombra hoy preside desde la mansión de los justos el sublime pronunciamiento que acabará de una vez en España con la tiranía de sus opresores"[1].



[1] Diario Constitucional de Zaragoza, 15 de agosto de 1836, núm. 228.


---

Daniel Aquillué.