viernes, 21 de febrero de 2014

Los miércoles con Augusto: ACTIUM



En este 2014 conmemoramos el bimilenario del fallecimiento del divino Augusto, Pater Patriae, antes Cayo Octavio u Octaviano… primer emperador de Roma y lo que es más importante, fundador de Caesaraugusta (nuestra Zaragoza) allá por el 14 a. C. con tres legiones: Gémina, Victrix y Macedónica.
En la Universidad de Zaragoza han organizado un ciclo de conferencias sobre Augusto que tiene lugar cada miércoles a las 13:00h en la Facultad de Filosofía y Letras con el título de “Los miércoles con Augusto”. El pasado miércoles 19 de febrero asistí a la segunda de dichas conferencias que versaba sobre la batalla Actium (31 a. C.) e impartió el Dr. Alejandro Martín. Dejo aquí los apuntes que tomé y ruego a mis compañeros de Ciencias de la Antigüedad benevolencia si cometo algún error.

Actium, 2 de septiembre del 31 a. C.

No fue solo una batalla con consecuencias militares fue mucho más, conllevó un gran valor simbólico reflejado en:
-          Monedas con motivos como: el busto de Octaviano con corona cívica de hojas de roble, el busto de Agripa con corona naval, un cocodrilo encadenando representando al Egipto capturado…

-          Elementos decorativos en donde aparece Augusto como señor del Mediterráneo. Un ejemplo es la “Gema de Actium” donde se representa a Octaviano dirigiendo una cuadriga tirada por cuatro tritones que portan diversos objetos simbólicos (un timón, un orbe, la Fortuna…).

-          Monumentalización de la batalla de Actium. fundación de la ciudad de Actia Nikopolis (donde tenía el campamento Octaviano) con un gran santuario dedicado a la victoria de Actium, situado en un promontorio en uno de sus muros tenía los espolones de las naves capturadas a Marco Antonio como exvoto a Apolo. En el Foro de Roma también colocó espolones de las naves de Actium. En la Galia inaugura la vía Agripa donde en un arco triunfal hace referencia en los relieves a la batalla. Otro ejemplo es el “Relieve de Actium” que intenta reflejar con rigor la batalla pues aparecen naves hundiéndose.
Esto es lo que Augusto y sus propagandistas nos vendieron. La Arqueología nos ofrece información sobre las naves y su forma de combate en Actium –y el mundo romano-. La flota octaviana tenía unos 300-400 bracos pero más pequeños que los 250-300 de Marco Antonio y Cleopatra:
-          Algunos de los barcos de Octaviano no tenían “rostra”, espolón de bronce. Se trataba de embarcaciones de propulsión mixta (remo y vela), sin bodega, probablemente “liburnae”, con remeros en la parte superior. Se trataba de embarcaciones ligeras.
-          Tras ellas las birremes y trirremes que formaban la mayor parte de la flota octaviana y que tenían remeros en dos o tres pisos dentro de la bodega, y además llevaban espolón de bronce.
-          En la flota de Marco Antonio había quinquerremes y hexarremes que llevaban tres órdenes de remos, yendo los remeros por parejas (y no en 5 o 6 órdenes): 2, 2 y 2 o 2, 2 y 1.


-          Antes del combate se desmontaban mástiles y velas para evitar ser un blanco fácil y facilitar maniobras.
-          El combate se hacía a remo y acababa en el abordaje, un combate “terrestre” entre la infantería.
-          La interpretación tradicional del espolón era que servía para hundir el barco enemigo embistiéndolo perpendicularmente. Pero eso es de una mentalidad moderna, el interés entonces era capturar la flota enemiga, no hundirla. Los espolones servían para romper los remos del barco enemigo e inmovilizarlo. Los castilletes de la parte superior servían para hacer fuego de cobertura (arqueros y escorpiones). El corvus consistía en una pasarla para facilitar el abordaje.
-          Las embarcaciones de propulsión mixta navegaban entre marzo y noviembre, pasando el invierno a  resguardo en puertos estatales como el Portus Iulius de Nápoles o el de Misenum, ambos con un puerto comercial exterior y uno interior militar."


lunes, 17 de febrero de 2014

El Amor en la Baja Edad Media

Imagen del sepulcro de los Amantes de Teruel (siglo XX): aunque la historia entre Diego de Marcilla e Isabel de Segura se desarrolla en el Teruel del siglo XIII, los valores son del XV, fecha en que está puesta por escrito. 


La pasión amorosa y el enamoramiento fueron temidos y denostados por teólogos y moralistas. Detectaron dos puntos básicos: el enamoramiento (que no el Amor) nace con fecha de caducidad y soporta mal el paso del tiempo. La pasión amorosa, mientras duraba, convertía al hombre en un esclavo (enamoramiento no es lo mismo que amor).

Hércules, el Héroe, acaba hilando vestido de mujer (feminizado) por el enamoramiento de Ioles que lo degrada. Esto traumatiza a los hombres bajomedievales. Está recogido en libros del XV pero la historia se remonta a Ovidio. Vagad no soporta que España fuese fundada por Hércules por esta razón  y lo pone verde en su Coronica de Aragón.
Esto representa el desorden del mundo que suponía el enamoramiento, que hacía a los hombres hacer cosas indebidas. Binomio: deseo masculino + influencia femenina = el hombre se esclaviza = desorden del mundo.
Otro desorden fue escrito por C. de Troyes en la novela Erec y Enid. Erec es un caballero de la Mesa Redonda que no tiene aún 25 años. Está profundamente enamorado de su esposa Enid y por eso no quiere ir a la guerra ni a  buscar el Santo Grial. Erec quiere quedarse en casa, en la cama con su amada Enid. Esto es el desorden del mundo.
 En un verdadero enamoramiento las prioridades cambian. El hombre enamorado no quiere jugarse la vida, quiere vivirla. En todo caso morir de amor. El amor se convierte en la Causa. Para quienes dirigen el mundo esto es un problema. Muchos de los héroes de los libros de caballerías están casados, muchas veces en secreto. El matrimonio en este contexto introduce un matiz trasgresor porque el matrimonio no es para la pasión amorosa. Sixto Pitagórico planteó que el hombre que ama con ardor a su mujer es un adúltero. Esta idea se repite (San Jerónimo, Pedro Lombardo). Santo Tomás de Aquino dice que quién ama excesivamente a su mujer es un adultero y pecaba más. El matrimonio es un contrato, un sacramento, o un lugar para la pasión amorosa.
La poesía erótica del XV (Jorge Manrique, Pedro de Mendoza, Conde de Cifuentes) dirigieron poemas encendidos (y poco ortodoxos) a sus esposas. Para los teólogos, el amor conyugal debía estar sometido a la razón (la pasión no se somete), a una categoría de amistad. A la mujer legítima hay que contemplarla como a la madre de tus hijos. Les daba miedo que las mujeres mandaran. El matrimonio era un sacramento.
Después de 1348 (Peste Negra) hay muchos santos y santas casados y que les gusta el sexo (eso sí, no podían disfrutarlo) porque hay que repoblar Europa, y en esa época la Iglesia no promueve tanto el celibato (era  el estado idóneo). La finalidad del matrimonio era la procreación.
Para los pensadores, la pasión amorosa y el enamoramiento se confundían con la lujuria y la lascivia (pecado).
¿Qué es la pasión amorosa? Escriben mucho sobre esto los y las poetas. Poema de Jorge Manrique Diciendo qué cosa es amor
Es amor fuerça tan fuerte
que fuerça toda razón;
una fuerça de tal suerte,
que todo seso convierte
en su fuerça y afición;
una porfía forçosa
que no se puede vencer,
cuya fuerça porfiosa
hacemos más poderosa
queriéndonos defender.

Es un modo de locura
con las mudanças que hace:
una vez pone tristura,
otra vez causa holgura,
como lo quiere y le place;
un deseo que al ausente
trabaja, pena y fatiga;
un recelo que al presente
hace callar lo que siente,
temiendo pena que diga.

Todas estas propiedades
tiene el verdadero amor;
el falso, mil falsedades,
mil mentiras, mil maldades
como fengido traidor;
el toque para tocar
cuál amor es bien forjado,
es sofrir el desamar,
que no puede comportar
el falso sobredorado.
¿Tenemos o no capacidad para resistir el enamoramiento? Es una fuerza irresistible, ineludible. Enamoramiento, “fall in love”, es caer.
Varones enamoradizos son Romeo y Calisto. Pero hay varones que se han resistido al amor. En Representación sobre el poder del amor que hizo Juan del Encina para el príncipe Juan (hijo de los Reyes Católicos), el protagonista se llama Pelayo que se ha hecho ermitaño para evitar los peligros del enamoramiento. A Pelayo se le aparece Amor encarnado en la figura de un muchachito engreído y armado de saetas doradas que clava cómo, dónde y a quién quiere. El personaje proclama que el Amor es omnipotente. Nadie se puede defender el Amor.
En la pieza teatral de Rodrigo de Cota  Diálogo del Amor y un viejo, el protagonista es un anciano lleno de recuerdos y melancolía, solitario, que recibió la visita de Amor en forma de chica joven. El viejo corre tras ella pero desaparece, dejándolo amargado.
Poema anotado por un notario de Zaragoza en el siglo XV:
Ay ay que soy ferido,
De una flecha
Que en punto sin sospecha,
Me ha robado el sentido.
Enamoramiento de oídas. En la lírica provenzal lo llamaron el amor “l’onh”. Tiene un ejemplo precioso en el libro de Apolonio. Es un tipo de amor del que se habla desde la Antigüedad. Obra andalusí El collar de la paloma lo describe. Juan de Salisbury (siglo XII) dice que este amor es el más noble.
Enamoramiento de vista. La pasión puede penetrar por los ojos de dos formas: al mirar y ser mirado. El poeta español Juan de Mena escribe sobre este amor.
Sobre la enfermedad del amor (hereos) escribieron médicos y tratadistas. La primera enferma de amor es Luciana, personaje del libro de Apolonio. Ésta se enamora de su maestro Apolonio. Arnaldo de Vilanova dice que esta enfermedad de amor es más frecuente en los hombres. Bernardo Gordonio en Lilio de Medicina escribió sobre el hereos: “solicitud melancólica por amor de mujeres”. La enfermedad del amor tiene su origen en la teoría de los  humores y en el sentimiento de melancolía, desarrollado por Galeno e Hipócrates. En la literatura funciona como tópico universal. Gordonio dice que es una enfermedad muy grave porque enloquecen o mueren. Es una enfermedad difícil de diagnosticar porque el propio enfermo trata de ocultar el amor. Síntoma inequívoco es que se acelera el pulso en presencia de la persona amada. En la Edad Media la enfermedad del amor se incluyó entre los trastornos mentales. En el Liber de parte operativa, Arnold de Vilanoba estableció esta como 4º tipo de locura. Los hombres son calientes por naturaleza, son solares y la pasión amorosa es una ebullición, un mal caliente, por ello era más fácil que se inflamara un hombre que una mujer, que es fría. La causa de la enfermedad del amor es una inflamación cerebral provocada por el deseo insatisfecho. Sintomatología (se ve en Calisto de La Celestina): pensamientos obsesivos, percepción alterada de la realidad, falta de sueño… Gordonio habla de que los hereos no paran de pensar en estrategias para conseguir a la amada, y los contempla como adictos. El enamoramiento no permite ver. En La Celestina hay un diálogo entre Calisto y Sempronio sobre el aspecto físico de Melibea. Fragmenta el cuerpo femenino para describirlo. El pronóstico es esperar el paso del tiempo y que el hombre enamorado se enfríe. Remedios para la enfermedad del amor:
-          Terapia de choque. Insultar a la amada diciendo sus defectos. Había mujeres especialistas en esto. Hacer que el hereos deje de idealizar a la amada. Se hablaba de la regla para espantar.
-          Intentar satisfacer la necesidad de varias formas: procurando el encuentro erótico con la amada, casarle o buscar otra mujer, o entretenerle para que no piense obsesivamente en su amada. Francisco López de Villalobos publicó en 1498 una obra en donde decía que había que entretener al enamorado con la caza, la pesca, los dados (preferible la ludopatía al enamoramiento), y el alejamiento de la amada.
-          Valesco de Taranta dice que si aún con todo sigue enamorado que le peguen y, si persiste en su enamoramiento, lo encierren en una torre a pan y agua.
En el Decamerón, Boccacio se dice que lo escribe para entretener las mujeres insatisfechas, que no pueden cazar ni pescar. Arnaldo de Villanoba en De amore heroico  dice que el alma noble es más sensible, que la de la gente del común, al mal de amores. Esta idea también está en Diego de San Pedro.
El Amor es enormemente transformador, cambia a los enamorados.
Poema de Juan del Encina Representación del Amor.
El amante está prisionero y ha rendido su libertad graciosamente. Entra en la cárcel del Amor con gusto. El deseo de poseer a la persona amada en exclusiva se asocia con la idea de los celos. Según los poetas medievales, los celos eran un síntoma de pasión amorosa. La ausencia de la amada provoca frustración, y la distancia miedo.
Fernando el Católico sabía muy bien las reglas del amor cortés. Le escribió una carta a Isabel la católica diciéndole que él la amaba más “Mi señora, ahora se ve quién de nosotros ama más”…mientras que él tenía varias amantes.
La pasión amorosa va más allá de querer el cuerpo amado. Los trovadores hablan de que se aspira a tener el señorío total, el alma. El secreto es clave. El amor auténtico ha de ser secreto (Calisto se lo cuenta a su siervo). El amante ideal ha de ser constante y se aspira a que el amor permanezca intacto. El amor funciona por ciclos. Prototipos del Amor en la literatura: amores frustrados, amores imposibles, amores intensos pero breves. Las historias de amor finalizan con un beso o boda, o con la muerte de uno o los dos amantes. 

Historia de amor bajomedievales: 
Pedro I de Portugal escribe uno de los testamentos más bonitos. Establece que quiere recibir cristiana sepultura en el monasterio cisterciense de Alcobaça, en un brazo del crucero, porque enfrente, en el otro brazo del crucero, estaba enterrada Doña Inés de Castro. Esta había sido su amante y luego su mujer en secreto. Quería ser enterrado frente a ella para ver a su amada nada más resucitar el Día del Juicio. Lo que ha impactado es el tratamiento que Pedro I dio al cadáver de su amada. En 1354, Inés de Castro y el príncipe Pedro se habían casado en secreto pero en 1355, por orden de Alfonso IV rey de Portugal, Inés de Castro fue asesinada. Cuando Pedro I fue rey, proclamó como legítimo su matrimonio y ordenó el traslado  del cuerpo de Inés y obligó a que toda la corte rindiera homenaje a su amada muerta. Se crea la leyenda.

Agnes Sorel, la “dama bella”. Ella fue la primera amante oficial de un rey de Francia, le dio 4 hijas, y ejerció notable influencia. El rey no se cansaba de contemplarla. En los cuadros, Agnes siempre enseña un pecho. Agnes es prototipo de belleza del XV. En 1450, a los 28 años, Agnes Sorel fue envenenada. Nunca se probó pero se sospecha que la mandó matar el futuro Luis XI de Francia, porque ejercía demasiada influencia[1] sobre el rey.





[1] El fenómeno de la influencia enraíza en nuestras propias aspiraciones y necesidades según André Rochais. Ejercen influencia en nosotros aquellas personas que conocen nuestras aspiraciones y las pueden apoyar y, si quisiéramos, podían cubrir nuestras necesidades.


---

Apuntes que tomé en la asignatura de "Cultura y mentalidades en la Edad Media", impartida por la Dra. Carmen García Herrero, excelente historiadora, curso 2011-2012, Universidad de Zaragoza. 
Daniel Aquillué. 


domingo, 16 de febrero de 2014

1714, fin de la Guerra Civil y ¿una involución política?


Un hipotético Felipe V... (la imagen es del actor que interpreta a Luis XIV en la película "Le roi danse")


La Guerra de Sucesión Española fue un conflicto con múltiples caras y en la que se jugaron diferentes cartas: una guerra dinástica, una guerra internacional y muchas guerras civiles.

Guerras civiles pues las legitimidades hacia un rey u otro dividieron a las autoridades, ciudades, villas y pueblos de los territorios peninsulares de la Monarquía de los Austrias de Madrid. Si la Corona de Castilla fue mayoritariamente borbónica –y sobre todo las provincias vascas y el Reino de Navarra- y el Principado de Cataluña lo fue austracista –a partir de 1705-, ello no implica que no hubiera castellanos austracistas y catalanes borbónicos, y esas minorías sufrieron exilio. En los reinos de Aragón y Valencia la población se dividió casi al 50%, la mitad apoyaba a Felipe de Anjou y la otra mitad a Carlos de Austria. Por tanto, tras lo dicho hubo guerra civil, no entre españoles –pues no existía España como ente-, sino entre los propios castellanos, catalanes, aragoneses, valencianos…

Los Decretos de Nueva Planta ¿Una involución política? Se suele decir que la Guerra de Sucesión enfrentó dos proyectos políticos: absolutismo frente a pactismo. Pero ello no estaba nada claro hasta al menos 1707 cuando tras la victoria de Almansa, Felipe V ejerce sus derechos de conquista y abole los Fueros y Libertades –leyes e instituciones propias- de Aragón y Valencia. En 1714 le tocó el turno a Cataluña. Bien, ¿fue ello una involución política? Depende de cómo lo veamos.
Si lo comparamos con lo que había antes y lo que hubo inmediatamente después, lo fue, desaparecieron órganos de representación del reino –si bien netamente estamentales-, desparecieron privilegios generales que favorecían a una parte sustancial de la población y otros privilegios de unas minorías, por tanto, visto así, fue una involución política.
Si comparamos con lo que existía en la Europa del momento… pues sí, fue una involución no continuar por los pasos del pactismo y  parlamentarismo británico… pero eso era la excepción porque en el Continente predominaban las monarquías absolutas, por tanto fue involución política pero era la tónica general europea.
Si lo vemos a largo plazo… el afianzamiento de la monarquía absoluta supuso la posibilidad de una revolución liberal y el establecimiento de sistemas representativos y a la larga y con muchos vaivenes condujeron –aunque bien podrían no haberlo hecho, no estaba escrito el destino- al sistema actual con sus defectos, pero no muy diferente del de nuestros vecinos. Si se hubiesen mantenido los sistemas pactistas de la Corona de Aragón ¡hubiésemos sido un sistema parlamentario al estilo inglés! Pues igual sí, es probable… pero a la larga… ¿seguro que el sistema inglés es tan bueno? Mantienen una cámara aristocrática –no electa totalmente- como la de los Lores, mantienen una monarquía más costosa y estrafalaria ¡que además es cabeza de una confesión! No sé yo… qué es mejor, la verdad.
Para ir acabando ¿1714 fue una involución económica? Pues todo parece apuntar a que no, ya que las medidas borbónicas tendieron a  eliminar  algunas aduanas internas lo cual sentó bases para crear un mercado “nacional”, lo cual aumento los beneficios económicos de unos y otros, estableciéndose los pilares de la protoindustria barcelonesa.

Y finalmente ¿1714 fue una involución identitaria? Si proyectamos nuestra mentalidad nacionalista presente hacia el pasado sí, pero si entendemos que las naciones son comunidades imaginadas (B. Andersson), construcciones de las revoluciones liberales de fines del XVIII y el XIX, pues no porque no existía identidad nacional ni catalana ni española ni francesa. La identidad del campesino de Lleida siguió siendo la de su señor, y a ese señor  que podía ser un monasterio, un noble catalán, castellano o aragonés, le daba igual que le hablase en catalán, en castellano o lo que fuera mientras pagase. Y de hecho,  ese campesino siguió hablando en catalán y muy probablemente no aprendería castellano hasta varias generaciones después, quizás a fines del siglo XIX cuando ya llevaba varias décadas siendo tan español como uno de Albacete aunque hablasen distinta lengua. 


---

Algo de bibliografía:


COLÁS LATORRE, GREGORIO, “Los decretos de Nueva planta en Aragón: una involución política”, L’ aposta catalana a la Guerra de Successió 1705 – 1707. Actes del congrés celebrat a Barcelona dels 3 al 5 de noviembre de 2005 al Museu d’Historia de Catalunya, Barcelona, 2007.

KAMEN, HENRY, La Guerra de Sucesión en España (1700 – 1715), Barcelona, Grijalbo, 1974.



---
Daniel Aquillué

sábado, 8 de febrero de 2014

Símbolos para una III República Española



Hoy me he despertado más republicano de lo habitual, quizás debido a la declaración ante el juez de la ciudadana Cristina de Borbón. El caso es que me he puesto a pensar en una hipotética, futura, supuesta III República Española.


La bandera, rojigualda:



Al menos inicialmente mantendría la bandera rojigualda y el escudo pero sin los símbolos monárquicos. Razones para ello:
-          Aceptación de esos colores por la mayoría de la población, debido al proceso de normalización democrática tras la dictadura franquista y al “nacionalismo banal” –entre otras cosas son colores asociados a victorias deportivas españolas-.
-          Historicistas: era la bandera que ondeaba en Cádiz cuando nació la nación en 1812; fue apartando a la blanca con la cruz de San Andrés, cada vez más identificada con el absolutismo; fueron los colores de la I República; lo del color morado proviene de un error de interpretación –identificar la bandera de Castilla y los Comuneros con el morado cuando era carmesí-; y además el rojo y amarillo eran colores asociados a la antigua Corona de Aragón.
Eso sí, dado el peso simbólico y debido a que fue la bandera de la república precedente, la tricolor la consideraría cooficial.



El Himno, el de Riego:




El actual himno de España tiene su origen en la Marcha de Granaderos/Marcha Real. Cuando en 1820 se restablece la Constitución –verdadera acta de nacimiento de la nación- se difunde y populariza el Himno de Riego, con letra de Evaristo San Miguel y música popular de origen pirenaico y/o astur. Ese Himno fue muy popular durante todo el siglo XIX siendo el himno nacional oficioso hasta que finalmente en 1908 Alfonso XIII decretó la Marcha Real como himno nacional. El himno de Riego además tiene letra –y -letra nacionalista- y fue el himno de la república antecedente.

---

Algunas cuestiones sobre la posible República:
-          La llegada de la República: de unas Cortes Constituyentes elegidas por sufragio universal directo, circunscripción única y sistema proporcional.
-          El tipo de sistema republicano: presidente con pocos poderes o sin presidente; federal, con equidad.
-          Su principal objetivo: el Bienestar de la Ciudadanía.

-          Triada de valores: Voluntad, honradez, Solidaridad. 

1794




En este 2014 una de las efemérides a conmemorar son los 220 años del periodo denominado "el Terror" de la Revolución Francesa. Por ello, dejo una parte de los apuntes que tomé en el curso 2008-2009 en la asignatura "Historia Contemporánea Universal" de la Licenciatura en Historia en la Universidad de Zaragoza, impartida brillantemente por la Dra. Carmen Frías :

"La Convención Nacional. 10 de agosto de 1792 – 22 de agosto de 1795
En septiembre de 1792 se produce el episodio de “las matanzas de septiembre”, en las que bandas armadas entran en las prisiones de París, improvisan tribunales revolucionarios, y gran número de presos son ejecutados (entre 1100 y 1400). Estas matanzas fueron producto del pánico vivido en parís por las amenazas de la contrarrevolución. Los prusianos están en Verdún, en territorio francés. Esta situación va a hacer que muchos voluntarios marchen a la guerra. Se teme que la marcha de los soldados al frente, provoque la reacción de los contrarrevolucionarios.
De forma paralela, cambia el curso  de la guerra. La Francia Revolucionaria vence en Valmy (20 de septiembre de 1792) frente a las tropas prusianas.
Se reúne la Convención Nacional elegida por sufragio universal. En la Convención hay gran número de diputados independientes (“el pantano o “la llanura”), otro grupo numerosos son los girondinos liderados por Brissot, y un tercer grupo es el de “la Montaña” o jacobinos, dirigidos por revolucionaros como Danton, Marat o Robespierre. Los girondinos cuentan con el apoyo de los Departamentos, y los jacobinos con el de París. Hay enfrentamientos continuos entre unos y otros. Los girondinos eran los representantes de la alta burguesía, y se habían convertido en los más firmes defensores del liberalismo económico. Los jacobinos eran partidarios de cierta intervención estatal en la economía porque estaban más cercanos a las clases populares.
Unos de estos enfrentamientos gira en torno a la figura de Luis XVI. Girondinos y jacobinos se enfrentan por qué hacer con el rey. La parte moderada de la Convención defendía mantener encarcelado al rey, y otra parte de la Convención (entre la que se encontraban los jacobinos) defendía que había que dar un castigo ejemplar al rey por traidor. Fuera de la Convención los sans-culottes  también apoyaban esta última opción. Tras una votación  (337 a favor y 234 en contra), la Convención condenó a Luis XVI a muerte por traición a Francia. Luis XVI fue guillotinado el 21 de enero de 1793. Esta ejecución provocó una impresionante conmoción en Europa y se creó la I Coalición contra Francia (Prusia, Austria, Gran bretaña, Holanda, los estados italianos…). Los girondinos consiguen mantener la influencia en la Convención mientras la guerra es favorable a Francia. En la primavera de 1793 (marzo) el general francés Dumouriez es derrotado por los austriacos y se pasa al enemigo. Esto afecta a al Gironda. La guerra hizo que se promulgaran medidas excepcionales: creación de un tribunal revolucionario para juzgar delitos contra al revolución, la creación de comités revolucionarios en las  comunas (ayuntamientos)… La situación  económica es mala y eso perjudica a la Gironda. La guerra origina un grave problema económico (inflación, elevación del coste de la vida…). Se produce una disminución de la producción agrícola que lleva los precios. La consecuencia de esta grave situación económica es que provoca el estallido de motines violentos de las clases populares. Esta situación castiga a los girondinos por su condición de gobernantes y su defensa del liberalismo económico. Las clases populares exigían la intervención estatal en la economía. Ante las insurrecciones, la comuna de París, controlada por los jacobinos, decidió fijar el precio del pan, rebajándolo. En las calles y clubs de París se reflexionaba, y  se opinaba que todos los problemas de Francia se producían porque la Revolución no había alcanzado todavía sus objetivos.  Los sans-culottes exigían la depuración de la Convención. 
En marzo de 1793 un gran movimiento insurreccional popular se produce en París. Esta insurrección está dirigida por los engarès, que son el grupo de izquierda más extremistas que apoyaban la reivindicación de los sans-culottes de fijar un precio máximo para los productos básicos. En la Convención, la Montaña no hace nada para apoyar a este movimiento, porque no acepta que el movimiento popular escapase a su control.  La Montaña temía que si se depuraba la Convención, también se acabaría con ellos.
Poco después, a comienzos de abril, la Montaña se encuentra con fuerzas para hacerse con el control del movimiento popular. La propia Montaña invita a las secciones de París a dirigirse a al convención y a arrestar a los diputados “desleales”.

El 1 de junio de 1793 se arrestó a los girondinos. La Montaña conseguía así controlar la Convención Nacional. Los dirigentes de la Montaña consolidan su posición con la aprobación de una nueva Constitución, la de junio de 1793 o del Año I de la República. Esta nueva Constitución posee un importante significado histórico, ya que por primera vez, una nación adopta una forma de gobierno republicana y democrática. La Constitución del Año I consagra el sufragio universal masculino, recoge derechos sociales (al trabajo, a la educación, a la huelga...)…
La Convención tuvo que hacer frente a numerosos problemas. Uno de esos graves problemas fue la insurrección campesina de la Vendée. Estas rebeliones se producen ante la presencia de los reclutadores del ejército enviados por la Convención.   Los campesinos se niegan a hacer la guerra. Esta oposición campesina, que supone una quiebra de la alianza, y ha sido atribuida al factor religioso (que el campo francés estaba influenciado por curas refractarios). La mala situación económica, y la desamortización de los bienes comunales afectaron negativamente al campesinado.
Otro problema al que tiene que hacer frente la Montaña (que controla la Convención) es la precaria situación económica (devaluación de la moneda, inflación…). Dada esta situación, ala Montaña le resulta difícil no acceder a la gran exigencia popular: intervenir en la economía (controlando los precios y tomando medidas de excepción). Era imposible no intervenir en la economía,  a pesar de que los jacobinos defendían ideológicamente el liberalismo económico. La Convención interviene los precios el 20 de septiembre de 1793, decretando el Maximum General.
La Convención Jacobina hace levas en masa, moviliza a la Nación en agosto de 1793. La República francesa se dota de un ejército de  1 millón de hombres.
La guerra y la necesidad de mantener el orden público llevan a la Convención, dirigida por los jacobinos (liderados por Robespierre), a barajar la posibilidad de empezar a tomar mediadas de excepción.

El 10 de octubre de 1793, la Convención declara que mientras no acabe la guerra, el gobierno será un Gobierno Revolucionario que adoptará medidas de excepción que concentran el poder en dos comités. La Convención suspende la Constitución de 1793 o del Año I. El Gobierno Revolucionario significa que los  dos comités, el Comité de Seguridad General y el de Salud Pública, debían su existencia a la Convención Nacional, pero que estaban dotados de unos poderes ejecutivos absolutos. El Comité de Seguridad General era el responsable del orden público. Bajo su autoridad se encontraba el Tribunal revolucionario y los comités de vigilancia local. El Comité de Salud Pública dirigía la policía, ejercía el gobierno, y determinaba la política exterior. Esta concentración del poder se hace en detrimento de las comunas. Esto significa un gobierno fuerte y centralizado. Surgen tres tipos de oposición:
-          La dirigida por Danton, que era un revolucionario prestigioso que llegó a ser miembro del Comité de Salud Pública. Se convirtió en líder de una oposición de al Convención. Defendían la caída del gobierno revolucionario, restaurar la libertad de las autoridades locales (comunas), liberalizar la economía, y negociar la paz. Es una oposición de los moderados.
-          La oposición dirigida por Hèbert, que era un revolucionario radical, que defendía la guerra más virulenta, el castigo más duro contra los contrarrevolucionarios y acaparadores, y promovió una campaña de descristianización.
-          Una tercera oposición, la forman los sans-culottes. Tenían el poder en las  comunas que habían pasado a estar bajo control del Comité de salud Pública. Los sans-culottes siguen defendiendo la Constitución del Año I porque es la que les había dado beneficios políticos. La Convención estaba dispuesta a permitir la intervención en al economía, pero solo hasta que fuera necesario; mientras que los sans-culottes reivindicaban que la intervención estatal en la economía era prioritaria, porque es la base de la justicia y la paz social. Los diputados eran gentes acomodadas que tenían ideas diferentes a los sans-culottes. Se fractura la alianza entre el jacobinismo y las clases populares.
El gobierno revolucionario se encuentra con toda esta oposición, a la que se enfrenta, y vence. La oposición de Danton y Hèbert es destruida, ellos, ejecutados en la guillotina. La ejecución de Danton causó malestar en la Convención.
Los sans-culottes se encuentran en la peor situación económica. Los productores y distribuidores no estaban satisfechos con las leyes del Máximo General (el cual evadían). Las autoridades francesas se encuentran con un dilema, y optaron por la liberalización. En marzo de 1794 se empieza a liberalizar la economía y los precios aumentan. En los mercados se producen protestas contra los jacobinos y los acaparadores.
Robespierre ocupa una posición preeminente en el Comité de salud Pública, en el que se producen desencuentros. En la Convención también se producen desencuentros.  Sobre todo desde el Gran Terror que comienza con la Ley del 22 de Pradial del Año II (10 de junio de 1794). Esta ley aceleraba los procesos judiciales del Tribunal Revolucionario, privando al acusado de su derecho a la defensa. La Convención cree que la Revolución ha llegado demasiado lejos. Los lazos entre la Convención y el Comité se debilitan.
El 26 de junio de 1794 se produce una gran victoria francesa en la guerra, en Fleurus, y las ropas extranjeras son expulsadas de territorio francés. La guerra parecía encauzada y eso llevó a ala convención a cuestionar el Gobierno revolucionario.
Hay continuos enfrentamientos entre los dos comités, que se hacen explícitos cuando el Comité de Salud Pública decide crear su propio departamento de policía, lo que era competencia del Comité de Seguridad General (el cual dejó acumular a los guillotinados en los caminos). Dentro del propio Comité de Salud Pública surgieron problemas. Había en el Comité personas moderadas como Carnot y Lindet, personas de centro como Robespierre y Saint Just, y personas radicales como Collot y Billaud. En el verano de 1794, el grupo de Robespierre se va quedando aislado. Hay malestar de los sans-culottes por la centralización, por los recortes democráticos, por el maximum de los salarios, y por la liberalización de los precios. Los sans-culottes ya no apoyan a Robespierre. Los problemas entre los dos comités estallaron de forma abierta con al Ley de 22 de Pradial. La situación se complicaba cada día. Las relaciones entre los miembros del Comité de Salud Pública se deterioraron. Saint Just (mano derecha de Robespierre) se enfrentó a Carnot, y Robespierre a Billaud. El 25 de julio de 1794 se presenta ante la Convención un informe conciliador de Barère que pretendía poner remedio a la discordia entre los dos comités, pero no fue aceptado. Robespierre criticó a todos los que el acusaban de ejercer un régimen dictatorial, y criticó a los más radicales. La noche del 26 de julio, tras el discurso de Robespierre, prosiguió la discusión en el club de los jacobinos. Robespierre se reafirmó en sus críticas.
El 27 de julio algunos miembros de los comités irrumpen en la Convención, y Billaud y Carnot proponen la detención de Robespierre y sus colaboradores. La Convención detiene a Robespierre y a sus colaboradores, que son llevados ante el Comité de Seguridad Pública y el Tribunal Revolucionario, y son llevados a prisión. El 28 de julio de 1794, Robespierre y 27 de sus colaboradores son ejecutados en la guillotina. En los días siguientes, 108 personas más, afines a Robespierre, son ejecutadas.
Esta fecha (28 de julio) es el 9 de Termidor y significa el triunfo de la Convención.  Esta nueva fase de la Revolución se llama “termidoriana”.

Tras las jornadas de termidor, la Revolución continúa pero de un giro al moderantismo, se reconduce al Revolución. En el plazo de un mes, quedaba desarticulado el aparato del Gobierno Revolucionario. La “Llanura” (diputados independientes) es la triunfadora de Termidor. La Llanura seguía temiendo una restauración monárquica. La Llanura había protagonizado una protesta contra Robespierre y sus afines, criticando que habían predicado la democracia social, que habían sido condescendientes con los sans-culottes, y que se habían inmiscuido en la libertad de mercado y la propiedad privada. El objetivo de Termidor es controlar a los sans-culottes, retornar  ala economía liberal y continuar la guerra hasta que se consiga una paz victoriosa. En esta nueva fase termidoriana, se pone fin oficialmente al Terror, se deroga la Ley de 22 de Pradial, se liberan presos…. Paradójicamente, apareció (extraoficialmente) un “contraterror”. Surgió la “Juventud dorada” que eran grupos de jóvenes reclutados entre la clase media, hijos de víctimas del Terror, que se dedicaban a una “caza de brujas” contra los que habían defendido el Terror anterior. Además a medida que se liberaban sospechosos y regresaban emigrados, aumentaba el número de personas deseosas de vengarse.  La nueva convención termidoriana no pudo controlar la situación. La nueva Convención tiene que hacer rente a la situación económica y para ello toma una serie de medidas: se enmienda la Ley del máximo, permitiendo la elevación de  los precios 2/3 por encima de su nivel de 1790.  El 23 de diciembre de 1794 se derogó al Ley del Máximo y se liberalizó la economía. Los productores se sienten satisfechos porque obtienen más beneficios con el alza de los precios. La importante inflación y el descenso de los salarios castigan a los sans-culottes. Como consecuencia de esta situación se produjeron insurrecciones populares; de las que las más importantes fueron las insurrecciones de Germinal y Pradial del Año III (marzo y mayo de 1795). En estas insurrecciones las mujeres tuvieron un papel relevante. El 12 de Germinal las mujeres asaltan las panaderías, y  los insurgentes irrumpen en la Convención al grito de ¡pan!. Esta insurrección es dispersada por la Guardia Nacional y la Juventud Dorada. Se toman medidas para restaurar el orden, declarando el estado de sitio en París.  Se desarmó y detuvo a los antiguos defensores del Terror y la represión alcanzó a algunos diputados de la Montaña. Nada se hizo para acabar con las verdaderas causas de los desórdenes: los altos precios y los bajos salarios. A pesar de la represión, los desórdenes surgieron de nuevo en el mes de Pradial (mayo de 1795). Esta rebelión de Pradial reivindicaba pan y la Constitución del Año I (1793). Esta rebelión de Pradial fue una importante revuelta social que tuvo como factor común el hambre y el odio a los nuevos ricos. Esta protesta de Pradial duró 4 días. Comenzó el 20 de mayo de 1795 (1 de Pradial) con una invasión de la Convención por parte de las mujeres. Esta vez, las insurgentes se dejaron convencer por las promesas de la Convención. Los insurgentes se retiraron, pero 20000 soldados llevaron a cabo una durísima represión. En el plazo de una semana fueron arrestadas más de 1200 personas y hubo numerosas ejecuciones. A partir de esta represión, los sans-culottes desaparecen como fuerza política en la Revolución. La fase popular de la Revolución llega a su fin. La burguesía ya no dependía de los “demasiado” revolucionarios sans-culottes.

Los termidorianos elaboran una nueva constitución, pues la de 1793 era “demasiado” revolucionaria. En 1795 la Convención promulga una nueva constitución, la Constitución del Año III: la igualdad se reduce a igualdad ante la ley, se establece el sufragio censitario, desaparecen muchos derechos (como el derecho a huelga), la Convención deja de ser unicameral y pasa a ser bicameral (Consejo de los 500, y Consejo de los Ancianos). Con esta Constitución comienza la fase del Directorio."