lunes, 23 de junio de 2014

Acerca de la “confluencia”

Las pasadas elecciones europeas demostraron algo: que sí, se puede. La circunscripción electoral única –a nivel nacional- favoreció el primer toque a un bipartidismo que esta eso, tocado, pero no hundido. Las fuerzas alternativas, principalmente de izquierdas, se beneficiaron de ello, pero no nos engañemos, las elecciones europeas no son las generales.

De cara a ellas el bipartidismo cuenta con un bastión casi inexpugnable, y los aparatos de los grandes partidos –la “casta”- lo saben bien: la circunscripción electoral provincial. Esa es la mayor tergiversadora de la voluntad ciudadana, la prostitución más perversa del principio democrático de un Ciudadano un voto. Con ella, cada provincia tiene de por sí un mínimo de dos diputados independientemente de su población, haciendo que, por ejemplo, el voto de un soriano valga como el de 5 madrileños o 4 barceloneses. A ello sumamos que beneficia a las zonas de población más rural donde tradicionalmente los conservadores tienen más peso, así por ejemplo en provincias como Soria o Teruel se hace casi imposible romper el turnismo, ya que sus dos diputados bien serán los dos para el PP o uno para el PP, otro para el PSOE. Los votos que queden “fuera”, “descolgados”, no se computarán junto a los de otra provincia, argumento al que tantas veces ha recurrido el PSOE apelando al “voto útil” (otra perversidad). Así pues, Podemos u otra fuerza alternativa que se quiera abrir paso, lo tiene difícil si no concentra sus votos o directamente arrasa del mapa electoral a las otras fuerzas políticas.

Y ello, sin “confluencia” con otras fuerzas es, diría, imposible. Y ante la disyuntiva que se plantea, es la confluencia o la muerte. La situación es crítica, pero no hemos tocado fondo, puede ser peor –véase Grecia-, la crisis (o estafa) económica, la crisis política y social con el aumento vertiginoso de las desigualdades, precisan de una actuación determinante que ponga freno a esta locura orgiástica de neoliberalismo desbocado, lo cual solo puede hacerse ganando unas elecciones y abriendo un proceso constituyente. Y para ello se precisa de la “confluencia”.

Ahora bien, ¿qué debe ser la confluencia? Confluencia no es –no debe ser- fusión sino coalición, coalición meramente electoral –por supervivencia de todos- porque sino tendremos gobierno del PP, o incluso de PP-PSOE –depende quién lo dirija y si sus bases no hacen una auténtica revolución interna- y eso significa más recortes, más desigualdad, más pobreza, menos Derechos, menos Democracia, la senda seguida hasta ahora, cuesta abajo y sin frenos hacia el abismo.

Por tanto, mi postura es que se debería llegar a un entendimiento de mínimos con otras fuerzas políticas y sociales para formar una gran coalición meramente electoral de izquierdas, o del “sentido común” o incluso de “centro izquierda” (poco probable esto último) con unos puntos muy básicos. La coalición bien podría llamarse “Frente Democrático por un Proceso Constituyente” y sus puntos de acuerdo deberían versar sobre una suspensión de la legislación de esta última legislatura infame, paralización temporal de todo desahucio de primera vivienda, medidas de urgencia social –garantizar la supervivencia de familias sin recursos-, elaborar un plan de empleo y convocar unas elecciones a Cortes Constituyentes por sufragio directo universal en circunscripción única con un método proporcional puro y sin restricciones, unas Cortes que tendrían que estar abiertas a iniciativas populares ciudadanas y cuyas decisiones deberían ser sometidas posteriormente a referendo ciudadano. Y de ahí saldría un sistema adecuado a lo que la Ciudadanía demandase.

Recapitulando: una coalición electoral de cara a las elecciones generales – para las autonómicas y municipales quizás podrían ser cuerdos muy concretos- es vital, cuestión se supervivencia de todos, una coalición que bien podría englobar a Podemos, a IU, a Equo, a Cha etc.
Coalición o el abismo, no hay más. Por un Proceso Constituyente Democrático, con Voluntad, Honradez y Solidaridad.

---
D. Aquillué 

---
Nota: Este texto lo he defendido en el Círculo de Podemos de Zaragoza, en la asamblea realizada el lunes 23 de junio de 2014.

domingo, 22 de junio de 2014

Fragmentos de una entrevista a Alberto Garzóm

http://www.jotdown.es/2014/06/alberto-garzon-izquierda-unida-tradicionalmente-tiene-dificultades-para-llegar-a-las-clases-populares/



"En ciencia política se distingue entre lo que es una constitución material y una formal. La formal es la que citas, la material es la realidad concreta que uno ve. Nuestra constitución tiene artículos que, sin el envoltorio, dirías que son socialismo. Hice la prueba, de hecho, con el artículo 128. Dice que toda la riqueza del país está subordinada al interés general. Esto es un artículo socialista. Te lo pongo encima de la mesa y dices que es el programa de Izquierda Unida. Pues lo puse en Twitter y la gente me dijo que me estaba excediendo, que ya me estaba pasando, incluida gente del PP y un controlador aéreo famoso por su rebeldía frente al Gobierno de Zapatero. Me llamaron comunista. Y era el artículo 128 de la Constitución española de 1978.

Lo que pasa es que la Constitución se ha hecho de ultraizquierda porque la sociedad se ha ido derechizando. Tuve un profesor que me dijo un día: «Alberto, yo hace treinta años era de centro, había gente a la derecha y a la izquierda; ahora soy de extrema izquierda y no me he movido». Pues eso le ha pasado a la Constitución. Se ha ido echando hacia la izquierda porque la sociedad ha ido interiorizando determinadas ideas que dan una concepción del mundo muy de derechas."



"En cuanto a la bandera, parece que la tricolor levanta ciertas suspicacias a mucha gente que se siente identificada ya de por vida con la rojigualda. ¿Podrías reivindicar la república con la rojigualda? En 1873 no se aprobó la tricolor y fue la bandera de la I República.

Personalmente sí. Creo que la política y el programa están por encima de los símbolos, que tienen su valor, nadie lo puede negar, pero es algo secundario frente a un programa. Por lo tanto, ahí ninguna liturgia o ceremonia va a estar por encima, pero sin olvidar lo que decía antes: la tricolor también tiene su simbología democrática, antifascista y antifranquista. Ese valor también hay que ponerlo en alza."

"Es una adscripción a un partido político, no por base ideológica, sino por un oportunismo de otra naturaleza. Eso se llaman redes clientelares. Yo lo he vivido en la universidad. Formé una asociación que no tenía más que cuarenta euros de presupuesto para carteles, que los poníamos entre todos, mientras que el PSOE venía con su asociación juvenil, desembarcaba con diez mil euros, con todo tipo de merchandising, y no los habías visto durante los dos años que había entre una elección y otra. Cuando sacaban algún claustral, casualmente empezaba a trabajar para el partido en determinado ámbito porque llevaba el éxito de las elecciones a su vida interna. Además, estaba apadrinado por algún cargo orgánico del PSOE que lo ascendía y así es como se forman redes clientelares.
" 

"Es un programa en transición, no es que ese sea nuestro modelo productivo. Se caracteriza por la creación de empleo por la vía de la inversión productiva, que es la única que puede generar empleo y estimular la economía. En un momento de depresión se ha promulgado la austeridad, que es contraproducente, las empresas no invierten porque la gente no consume y se está empobreciendo.

Claro que para que haya inversión pública tiene que haber dinero, por eso hay que hacer una reforma fiscal altamente progresiva, luchar y combatir el fraude fiscal y los agujeros fiscales que existen, entre ellos los paraísos fiscales. También hacen falta instrumentos de apoyo, como el Banco Central Europeo, que se ha constituido como una institución cuyo único objetivo es controlar la inflación y no controlar el empleo. A diferencia por ejemplo de la reserva federal de EE. UU., que actúa de forma diferente. Cuando ha hecho falta dinero para los estados, como ahora en la crisis para intentar estimular la economía, los países han tenido que pedir prestado a los bancos y los bancos a su vez al BCE; un círculo bastante absurdo, dinero público a manos privadas y de manos privadas a dinero público, con un intermediario que se forra, que encima es el responsable de la crisis y el rescatado, con el incremento de la deuda pública que supone."

Y es dinero que antes recogíamos a través de los impuestos, por el impuesto de sociedades, el de las grandes fortunas, patrimonio… que ahora se han ido bajando o quitando, como el del patrimonio. Ese dinero sobrante es el que ahora nos prestan. Lo que antes obteníamos por la forma legal, ahora lo pedimos prestado. Es una trasferencia no solo de dinero, sino de poder."

"El socialismo es hijo directo de la Ilustración, la primacía de la razón, de los derechos humanos, elementos que no existían en la URSS."


http://www.jotdown.es/2014/06/alberto-garzon-izquierda-unida-tradicionalmente-tiene-dificultades-para-llegar-a-las-clases-populares/

sábado, 21 de junio de 2014

Poema "JUNIO DE ESPERANZA. DIVERTIMENTO DE JUEVES A PROPÓSITO DE UN BANDO"

Poema de Carmelo Romero Salvador, acerca de los Borbones y Madrid:

"JUNIO DE ESPERANZA
DIVERTIMENTO DE JUEVES
A PROPÓSITO DE UN BANDO

(Fragmento del bando de la alcaldesa de Madrid)
“Os convoco a expresar todo vuestro afecto y lealtad al Rey Don Felipe VI y a la Reina Doña Letizia con el propósito de que encuentren, desde el primer día, el caluroso homenaje del pueblo de Madrid, que a partir de ahora sabrá estar a su lado
como lo ha estado siempre en su condición de Príncipes de Asturias.
Os animo a testimoniar en nombre de toda España nuestro pleno respaldo a nuestros nuevos Reyes con vuestra presencia en todas las calles y plazas que serán testigos de los actos de la proclamación, así como a adornar vuestros balcones con la enseña nacional, para ofrecer, con esta sencilla prueba de patriotismo, nuestra plena confianza en el
porvenir de nuestra Nación en esa jornada memorable.
El pueblo de Madrid, en su condición de “muy antigua, noble y coronada” Villa y Corte, ha forjado estrechos vínculos con la Corona, de los que son viva prueba los tesoros de siglos que enriquecen nuestro paisaje urbano por obra del mecenazgo e impulso reales. Innumerables rincones, monumentos y obras singulares de nuestra ciudad, desde la Plaza
Mayor al Museo del Prado, desde el viejo Canal del Lozoya al Metro de Madrid, nos recuerdan diferentes capítulos de mutua lealtad entre la Corona y los madrileños.

Recomienda la alcaldesa
el adorno de balcones
para celebrar la fiesta
del traspaso de Borbones.
Y apela a viejas historias,
a deudas que en el pasado
contrajeron madrileños
con los reyes coronados.
Alcaldesa madrileña,
alcaldesa chichinabo,
la historia es doble moneda
pues todo es toro hasta el rabo.
Aún guarda recuerdo de horca
La Plaza de la Cebada,
de la cabeza de Riego
y su sangre derramada.
El que su muerte ordenó, 
fue un felón, otro Borbón,
que de chaqueta cambió
tras jurar Constitución.
¿Qué me dice de Cristina
Regente y gobernadora,
larga de manos, rapaz
y de botín gustadora?
¿Y su hija, la Isabela
de carnes exuberantes
coleccionista de amantes,
de frailes y sacristías
de billetes y diamantes?
Cita la Plaza Mayor,
Puerta del Sol cito yo,
que allí un catorce abril.
un catorce tricolor,
aquel pueblo madrileño
echó de España a un Borbón,
el trece de los Alfonsos,
que juró Constitución,
y cuando le vino en gana
encumbró a su dictador.
“No se ha ido,
Que lo hemos barrido”.
“No se ha marchau,
Que lo hemos echau”.
De aquellos cantos, recuerdos
hay en la Puerta del Sol.
Y fue el pueblo madrileño,
en nombre del español,
el que dijo que bastaba
de Borbones y de reyes
que soberano es el pueblo
para otorgarse las leyes.
Alcadesa chichinabo
celebre usted los borbones,
ponga enseñas hasta el rabo
en ventanas y balcones,
pero no apele a la historia
que es cuestión muy delicada,
pues por cada “borboncito”
mil y una “borbonadas”
El sexto de los Felipes,
y la Leticia primera,
Alcaldesa madrileña,
anticipan la Tercera,
por más que su bando pida
que en ventanas y balcones
cuelguen hoy los madrileños
retratos de los Borbones."

miércoles, 11 de junio de 2014

Banderas... ¿a la tercera va la vencida?



El color morado de la bandera tricolor usada por los republicanos de la Restauración y después bandera de España entre 1931-1939 se atribuye a una falsa interpretación del morado como color del pendón de Castilla, relacionado con los Comuneros ensalzados por el liberalismo progresista en el XIX -y por los republicanos después- como "mártires de la Libertad española". 

El color usado por Castilla no era el morado sino el carmesí, ¿no? Entonces si se quisiera incorporar el color de Castilla a una bandera con los colores de la Casa Real de Aragón -ahora de sus antiguos territorios) ¿sería este carmesí? 

Si en un futuro llegase -previa votación- una III República Española... ¿qué tal esta bandera? No sería ni la actual ni otras de tiempos pasados...

---


Bandera actual de España (monarquía)



Bandera de España entre 1931-1936 (república)

-

---

D. Aquillué. 

martes, 3 de junio de 2014

Crónica de un ex-votante del PSOE...




CRÓNICA DE UN EX VOTANTE DEL PSOE...

Era 2008 cuando voté por primera vez. Si una cosa he tenido siempre clara es que hay que votar, es un ejercicio de Democracia, uno de muchos, pero uno d e los importantes. Y aunque solo fuera por respeto a todos los que a lo largo de dos siglos han luchado y muerto por ese precioso Derecho he defendido que hay que votar. Y no deberíamos votar solo cada 4 años, sino en más ocasiones. 
Voté ilusionado por todo ello, y sí, con 18 años voté al PSOE. Siempre me he definido -y me defino- como un Ciudadano Socialdemócrata y Progresista. Aunque he variado en estos años algún punto de vista, me mantengo en esas ideas. Cuando deposité aquél voto creía votar a una Izquierda, a dirigentes socialdemócratas defensores del Estado del Bienestar, abiertos a una participación democrática lo más abierta posible...
Pronto vinieron los primeros desencantos.
El primero fue el Plan Bolonia (Espacio Europeo de Educación Superior) que apoyaba el PSOE, daba igual que se implantara a coste cero, sin medios, que fuese un desastre organizativo; daba igual que supusiese abrir la Universidad Pública a una mercantilización; daba igual la oposición de una parte sustancial de la comunidad universitaria... Lo llevaron adelante.
Lo segundo fue peor. Tras negar la crisis, tras dar millones de dinero público a la banca privada... llegó mayo de 2010 cuando  gobierno del PSOE aplicó recortes, tímidos recortes en comparación a lo que ha venido después, pero recortes -por "pequeños" que fuesen- que no eran propios a lo que debiera ser una partido de izquierdas. Ese fue el punto de inflexión. Y la crisis fue peor a pesar de la reforma laboral y los "pequeños" recortes. Mi descontento en crecimiento, mi frustración desbocada, mi indignación creciente. El PSOE ya había perdido entonces mi futuro voto. 
Y llegó el 15-M y con aquél movimiento ciudadano vi que no era el único en aquella situación y me reafirmé en mi convicción de que el PSOE no iba por el buen camino, que se alejaba de lo que debiera ser: Izquierda. En agosto de 2011, con nocturnidad y alevosía el PSOE y el PP pactaron una reforma de la "intocable" Constitución...para beneficiar a los bancos e intereses privados de unos pocos. Aberrante. 
Por supuesto en noviembre voté en las Generales, y no voté al PSOE. Mi voto era para quienes consideraba se acercaban a los ideales de la socialdemocracia, de la izquierda. Y así siguió siendo hasta hoy. 
En la oposición, el PSOE no lo ha hecho mejor. Se ha replegado sobre sí mismo con palabras vacías, sin autocrítica, acallando a disidentes, de espaldas a la calle, a la Sociedad, al país. Desconfiando de quienes plantean cuestiones de izquierda que debería apoyar e impulsar el PSOE si fuese de izquierdas. Alejado de la realidad, iba hacia el precipicio, conducido por Rubalcaba... fiel reflejo de la decrepitud del partido. El 2º partido de España estaba desaparecido en la oposición  al  gobierno que más recorta, más destruye y más reprime. 
Y esta travesía por el desierto no era cosa temporal, el batacazo del 25-M lo demuestra, y lo demostrarán futuras elecciones, no me cabe duda. No seremos como el PASOK griego, reducido al 3%, se dicen... por decirlo no van a evitar que se cumpla. Cegados y encerrados sobre sí mismos no ven al realidad: van hacia su autodestrucción más absoluta. Ellos solos. Si no vuelven a la Izquierda están perdidos. 
Esta tarde, animado por algún amigo militante del PSOE, me he acercado su sede en Zaragoza. El Secretario General del PSOE aragonés, Javier Lambán, había convocado un encuentro con militantes y simpatizantes. He ido con todas mis buenas intenciones para ver si cabía tener alguna esperanza en el PSOE...
Tras casi 3 horas he salido auténticamente escandalizado y muy enfadado, mucho. 
Había pedido de los primeros la palabra... pero mi turno nunca ha llegado, no sé si cuestiones del azar o porque mi nombre "no les sonaba". Prefiero pensar lo primero. La verdad es que más de uno de los allí presentes ha dicho lo que yo pensaba, cosas que yo quería decir. ¡Había gente de izquierdas! Verdaderos socialdemócratas han hablado, personas de la corriente de "Izquierda Socialista", miembros de "Juventudes Socialistas" y algún otro. Que pena y que rabia me ha dado ver como se estrellaban contra el aparato del partido, contra la casta del PSOE. En mi cabeza estaba continuamente presente el libro de Carmelo Romero El diputado Pardo Bigot: la esperanza del sistema. Más de uno y más de dos militantes allí presentes han dicho que sus hijos han votado a "Podemos". Por algo será.
A mi me hubiese gustado decir que me había animado a ir allí con esperanzas, que soy uno de esos millones de votos que han perdido y que ha votado a otros que creo reflejan al Socialdemocracia, hubiese preguntado simplemente si el PSOE quiere formar una parte más de la Izquierda o quiere seguir el camino de la autodestrucción. Creo que era el único no militante de la sala. Me hubiese gustado hablar. Dicen que harán más "asambleas" como esta... pero creo que no iré, creo que me han perdido, creo que no me recuperarán, me han quitado la esperanza. Pero no toda, esos auténticos disidentes que han sido cortados, esos que han reclamado referendum, República, Izquierda... son esperanza, pero hasta que no consigan echar a toda la casta... el PSOE va camino de la desaparición, o peor, de la fusión con el PP. 
También lo han apuntado varias personas, el problema del PSOE es que no sabe escuchar, mientras que otros como "Podemos" son maestros en escuchar a la Ciudadanía. Al PSOE además le falta hechos, sus palabras son arrastradas por el viento. Han perdido, hace tiempo ya, su credibilidad. Y su casta solo indice en ello.
El sr. Lambán me ha dejado patidifuso. No daba crédito a lo que decía... sus argumentos en favor de la monarquía y contra el referéndum... eran los mismos que UPyD o que el PP, su visión de la II República (a la que ha acusado de provocar la Guerra Civil) sería firmada por Pío Moa o Federico Jiménez Los Santos, poca autocrítica ha hecho y críticas a la Izquierda  la que ha acusado de oportunistas (menos mal que siempre han defendido la República), ha sacralizado la intocable Constitución, ha hablado de Cataluña como si fuera un problema capital, ha hecho caso omiso de las voces críticas... y ha hablado de lealtad al Partido. Y esto último lo veo muy grave. La Lealtad debe ser con la Ciudadanía, no con el Partido, en todo caso con las Ideas, pero no con el Partido. Ese es un vicio que corrompe la Democracia porque los representantes se deben al Pueblo que los elige no al Partido. 
He salido, como digo, horrorizado. La casta que dirige el PSOE está atrincherada, así que militantes del PSOE, o hacéis una revolución... o mal futuro auguro. Porque el PSOE debería ser un partido socialdemócrata, de izquierdas, abierto y cercano a la sociedad... y aliado del resto de la Izquierda -partidos y movimientos-, no enemigo de la misma. Y todo esto, a día de hoy, no lo es, por mucho que bastantes de sus bases sí lo sean. 

---

D. Aquillué

Mínimo consenso


¿Quién no está de acuerdo en...?

1... que debemos tener un estado del Bienestar que garantice la felicidad de sus Ciudadanos?

2... que los políticos deben ser responsables ante la Ciudadanía y no deben corromperse durante su cargo ni aprovecharse de él después?

3... que las decisiones importantes deberían ser sometidas a referendum?

4... que el sistema electoral tendría que garantizar 1 Ciudadano 1 Voto?

5... que se precisa de más respeto en los debates?


--

D. Aquillué

lunes, 2 de junio de 2014

Sobre repúblicas, monarquías y Democracia



Bandera de la I República Española



¿Por qué pedir votar la forma de Estado?

Por salud democrática. Con ello solo ya no habría que añadir nada más. 
En una Democracia deberían poder votarse por la Ciudadanía las cuestiones importantes, entre ellas, la Jefatura de Estado. Y no una vez cada 40 o 50 años, tampoco todos los días, pero sí cada x tiempo. No dudo de la preparación del Ciudadano Felipe de Borbón para desempeñar la Jefatura del Estado, pero para tener legitimidad democrática debe presentarse a unas elecciones o como mínimo pedir la convocatoria de un referéndum.

Varias cuestiones:

1- En la teoría, la República debería ser reflejo máximo de la soberanía nacional y popular, mientras que la Monarquía se basa en derechos de sangre, en privilegios de antiguo régimen...por la Gracia de Dios ( y la fuerza de las armas en tiempos pasados). 

2- La Jefatura del Estado debería elegirse en un referéndum. Sé voto en 1978 una Constitución que llevaba en el pack Democracia y Monarquía, era eso o dictadura. El miedo al Ejército y al retroceso estaba ahí, el miedo a la calle de otros también. No hubo muchas opciones factibles. Y se voto que sí al pack. Bien, han pasado casi 4 décadas de aquello. Yo no lo voté y quiero votar.

3- ¿La República solucionaría nuestros problemas? De por sí sola no. La República solo implica que la Jefatura del Estado es electa y no hereditaria. 

4- ¿Qué tipo de República? La que decidiesen unas Cortes Constituyentes electas por sufragio universal en circunscripción única y sistema electoral proporcional. A mi parecer el mínimo debería ser con un Estado del Bienestar como base. 

5- Es que el Rey es el mejor embajador que tiene España. No lo dudo. Pero ¿por qué no podría limitarse a ser embajador sin ostentar la Jefatura del Estado? Yo apoyo eso. Si tanto quiere España puede seguir desempeñando dicho cargo. 

6- Argumentos historicistas... que las repúblicas anteriores salieron mal... Bueno, la primera vino cuando ya no quedaba otra y haciendo frente a tres guerras civiles... y acabo con golpe militar. La II vino en una Europa de Entreguerras, totalitaria, azotada por la crisis del 29... y murió asesinada por un golpe de estado y guerra civil con participación internacional. Vale, no fueron balsas de aceite precisamente... Pero si nos tenemos que basar en los miedos del pasado para construir las ilusiones del futuro... Además, esos argumentos historicistas se podrían usar contra la Monarquía y contra los Borbones, por ejemplo  a bote pronto: Felipe V vino con una guerra civil . estaba loco de remate y enfadó a catalanes, valencianos y aragoneses; Fernando VI acabó de pagar las deudas dejadas dos siglos atrás por Carlos V; Carlos III al menos supo de rodearse de cabezas ilustradas; Carlos IV no supo lidiar con la situación internacional y hundió la flota; Fernando VII dio varios golpes de estado, se arrastró ante Napoleón, gobernó despóticamente, reprimió duramente a afrancesados, ilustrados y liberales, hundió la Economía y perdió media Nación en América; el reinado de Isabel II fue un baile de gobiernos, en sus primeros años murieron más de 160 eclesiásticos y más de una docena de autoridades, luego cientos, miles de personas fueron reprimidas por sus ideas progresistas, demócratas o republicanas, Alfonso XII no tuvo tiempo de mucho, el XIII vendió el tímido sistema representativo a la dictadura...

7- Cuando las cosas van bien no es el momento de plantear el debate sobre la forma de Estado, cuando van mal, tampoco... ¿entonces cuándo? ¿nunca?

8- ¿Y si en un referéndum saliese monarquía? Pues habría que aceptarlo ¿cuánto tiempo? quizás durante 2 o 3 décadas. Y luego, a votar. 


---
D. Aquillue