lunes, 25 de mayo de 2015

Resaca del 24M. Vientos de cambio.




Histórico.
No ha sido algo tan fuerte como nuestros deseos anhelaban, pero ha sido impetuoso el viento del cambio.
Mariano, como ves, hay muchos españoles que hacen cosas.
Podemos, amigos, podemos...

Conciudadanos, estoy feliz. De verdad. Optimismo ante la nueva situación. Sí, será complicado. Sí, habrá que pactar. Sí, habrá mucho que dialogar. Pero es positivo, hay esperanza. 

Cuestiones que vislumbro tras la jornada de ayer:

1- Juntos, ganamos. Es la lección número uno. En las ciudades donde ha habido plataformas ciudadanas donde se han coaligado distintas fuerzas el éxito ha sido mayor que donde no ha existido tal unión. Tomen, tomemos notas para las generales, y más con el enemigo de la Democracia que suponen las circunscripciones provinciales. ¡Unión!¡Unión de la Ciudadanía!¡Unión!

2- Es hora de inevitables pactos. Se precisará de personas que sepan conversar y pactar. Tolerancia, humildad, compromiso, y nunca olvidando los Principios. Cada municipio es, ahora, un mundo. Nada de pactos globales, pero sí puntuales. 

3- Ciudadanos lo tiene más difícil para pactar con el PP que Podemos con el Psoe. El Psoe es un apestado en Andalucía, el PP lo es en casi toda España. Además, los votantes de Podemos no quieren, no queremos ver al PP ni en pintura (o mejor dicho, ni el tele de plasma). 

4- Carmelo Romero acertó en sus pronósticos. Podemos resiste a los negativos sondeos y los supera (en Aragón a 5000 votos del Psoe, 14 diputados cuando el daban 9) y Ciudadanos no sube tanto como esperaban ellos (y lo medios). Ciudadanos irrumpe pero no rompe. El PP es el gran derrotado. El Psoe tendrá, por obligación, que volver, aunque sea un poco, a la izquierda. 

5- Lloraremos la desaparición de partidos con Principios como UPyD e IU. No se les reconoce su trabajo y sus méritos, que los tienen. Por mi parte aún confío en que Irene Lozano y Alberto Garzón resuciten a ambos moribundos. En el caso del 2º, la confluencia es el camino, lo sabe y lo propone ¿Podemos tendrá altitud de miras?

6- Se sigue notando el peso de pequeños pueblos y de provincias poco pobladas de tintes conservadores ¿para cuándo una circunscripción única más democrática y justa?

7- Ha soplado el cambio con fuerza, imaginaos si podría haber sido más fuerte de haber votado el 90% de los exiliados que no han podido votar. 

8- El absolutismo (el de las mayorías absolutas) ha muerto ¡Viva la pluralidad! ¡Viva el diálogo! ¡Viva la Libertad y Democracia!

9- Ahora que hemos votado y los nuevos entran en las instituciones  no es ni mucho menos hora de retirarnos a nuestras casas. La Ciudadanía debe ser, debemos ser vigilantes y activos, participando en todo, exigiendo responsabilidades. que se cumpla, que se nos pregunte. Las plazas y las calles no deben vaciarse, mas al contrario. Nosotros sí que llegamos para quedarnos. Tenedlo presentes hijos institucionales del 15M. 

10- Acabo con los tres valores que ya he repetido en otras ocasiones, cual consejo para los nuevos gobernantes: Valor, Honradez y Solidaridad.

Daniel Aquillué. 





sábado, 23 de mayo de 2015

24M is coming...





No votar este año es delito de lesa Ciudadanía.

El 24 de mayo, Zaragoza se volverá a levantar contra la tiranía igual que lo hizo un 24M en 1591 y 1808, pero esta vez con el voto en la mano.
Haremos Historia, otra vez.

"En la Guerra de Independencia Española el ejército más poderoso del mundo sitió esta ciudad. Mujeres como Casta Álvarez, Manuela Sancho o Agustina de Aragón salieron en defensa de los suyos. 
Hoy os digo que necesitamos esa rasmia aragonesa en España para el cambio político"

Pablo Iglesias, el tercero de su nombre, ayer en Zaragoza.

Por lo que me cuentan me estoy perdiendo unos actos políticos en Zaragoza que da gusto estar presentes en ellos. 
Mis amigos me hablan, por whatsapp y facebook, de espacios llenos de gente llena a su vez de ilusión. Veo fotos y leo titulares, a 1000 kilómetros de distancia, que lo corroboran. Ganemos Zaragoza, porque en Aragón Podemos. 

Los poderosos querían desinflarnos, lo han utilizado todo, la artillería pesada, se han saltado todas las convenciones, han traspasado las líneas rojas de la ética con sus balas dialécticas y su incesante bombardeo querían acabar con la esperanza e ilusión de la gente.
Parece que no lo han conseguido.
Y esperemos que esto se demuestre empíricamente el próximo domingo 24M.
Yo volveré, presto y veloz, a mi tierra para ejercer el sagrado Derecho al Voto. La ocasión es única, el momento es histórico, la ilusión ha de ganar. Aragón, Zaragoza, todos, merecemos y necesitamos un cambio, a mejor, un proyecto que nos devuelva lo que es nuestro, lo que nos han robado.
¡Conciudadanos y Conciudadanas! ¡Todos a votar! ¡A votar! ¡A votar!
Es ahora o nunca.
Quien esta vez sea apático, tendrá sobre su conciencia una pesada losa, la de haber fallado a quienes le rodean.
Porque podemos, ganemos.

-
D. A. D.

martes, 19 de mayo de 2015

Sobre política, desde la distancia

Aun estando a mil kilómetros de mi tierra, desconectado del mundo de la política, entre la hospitalidad andaluza y los papeles decimonónicos –en los que leo cosas que se reproducen en el presente, por desgracia-, la política me alcanza.

Dos asuntos quiero comentar, el primero, ¿Por qué me quejo? Me preguntan algunas personas ¡Si eres becario! Dicen. Lo que antes era una miseria ahora, por la crisis-estafa-despojo, es un privilegio. Esa es la triste realidad a la que nos han llevado ¿Por qué me quejo? Porque no quiero privilegios, sino Derechos, por el mañana, por el Futuro,  por ti y por mí, por el conjunto, por todos, por Solidaridad. Y digáis lo que digáis, digan lo que digan, hay que luchar por la mejora de la situación y echar –urnas mediante- a los mafiosos que nos han traído a esta lamentable situación. El 24M es la primera cita, el primer lance, el principio del mañana en que recuperaremos lo que es nuestro y nos han robado a base de recortes, precariedad, privatización y corrupción.

El segundo, me llegan noticias vía whatssap de que esta mañana ha habido incidentes en la Facultad de Filosofía y Letras de Zaragoza. Ruego que los que esto leáis –seguro que alguno o alguna lo habéis presenciado y/o participado- me desmintáis o confirméis, e incluso me reprendáis por mi atrevimiento ante las palabras que voy a escribir sin conocer los hechos de primera mano, pero mi ética me obliga a ello.
Según tengo entendido el decanato de la Facultad, muy acertadamente a mi parecer, ha organizado a lo largo de este mes de mayo unos encuentros con políticos de todos los partidos que se vienen desarrollando en el Aula Magna, con charla, peguntas y debate, Me habría gustado estar presente y, desde luego, participar con preguntas. Especialmente me hubiera gustado asistir al encuentro con Pablo Echenique, que tuvo lugar la semana pasada.
Hoy, por lo que se ve, tocaba el turno a alguien en representación del (justamente) denodado Partido Popular. Era previsible que la tensión aumentase pues ¡alguien del PP en Filosofía y Letras! ¡Si son los destructores del país y de esta nuestra Facultad en particular! Comprensible es que se le recibiera con algún abucheo muestra de razonable indignación. Pero, lamentablemente, según me han comentado, lo que se ha hecho ha sido ir más allá y censurarlo, no permitiéndole dar la charla. Eso es coartar la libertad de expresión, desde mi punto de vista, y hace flaco favor a la imagen de nuestra Facultad, donde el diálogo y los argumentos razonados deberían ser la seña de nuestra identidad. Al parecer, el decano, Eliseo Serrano, ha intentado que se desarrollase el acto, sin éxito, sufriendo parecer ser, también los abucheos de los presentes. Por muy cabrones que sean los del PP –cuyos dirigentes sin duda lo son- lo suyo hubiese sido, tras algún  abucheo inicial, dejarle hablar y en el debate, rebatir con argumentos lo que hubiera dicho. ¡Si no hay cosa más fácil en la actual situación que dejar en evidencia al PP!
Lamento, no haber estado presente allí, para haber dicho en persona lo que escribo aquí. Valga esto, por tanto, para remediar mi ausencia (ya por poco tiempo) de mi querida Facultad. Reitero que es entendible y legítimo el abucheo al PP, pero no la censura. No seamos como ellos, por favor.

-
D. Aquillué.

domingo, 10 de mayo de 2015

Nos los jugamos todo: primera vuelta.

Nos los jugamos todo: primera vuelta.
Guía electoral ante un día histórico.

El próximo 24 de mayo (24M) se celebran en España elecciones municipales y, en la mayoría de autonomías, elecciones autonómicas. Todos nos jugamos todo, en lo que es una primera vuelta de las elecciones que han de cambiar nuestro país, que han de hacer que dejemos que lo hundan definitivamente en el abismo más oscuro al que nos conduce el neoliberalismo feroz –y que vemos y padecemos- o que intentemos echar el freno de mano y buscar las alternativas –que las hay, y viables-, para prosperar.
En esta ocasión no vale el “paso de la política”, el “todos son iguales”. No, esta vez no. No votar, votar en blanco o nulo equivaldrá votar a la Contrarrevolución que nos arrastra a más desigualdad y miseria, al exilio, a la precariedad que raya la esclavitud, a los desahucios, a la merma de la Educación y Sanidad etc. Los no votos, no son tenidos en cuenta, los votos nulos y blancos no hablan, son convertidos todos en “mayoría silenciosa”. El pesimismo y el pasotismo son en sí mismos contrarrevolucionarios. Necesitamos esperanza e ilusión para crear algo mejor, para todos nosotros, para el futuro. Hay opciones, hay alternativas.
Comencemos por el principio, por lo que hay. Un apunte histórico de contexto para situarnos: desde los años 80 nos vemos sumidos en Occidente en la ofensiva neoliberal que reaccionó frente a los Estados del Bienestar construidos tras 1945. Thatcher fue su mayor exponente en Europa. La URSS cayó, eso fue bueno para los rusos –o una parte de ellos- al menos a corto plazo –ahora tienen al autoritario Putin y unas socioeconómicas de la hostia gracias también al neoliberalismo- pero malo para el resto de europeos. Había desaparecido el ogro, vencedor total el capitalismo ¡barra libre para lo que pregonaba Thatcher en UK, Reagan en Usa y Pinochet en Chile! Neoliberalismo feroz, economía especulativa, desindustrialización, terciarización rápida, privatizaciones –expropiaciones de lo público que es/era de todos-, temporalidad y precariedad laboral, burbujas, disminución del poder de los estados… Y además, hicieron creernos que eso era “lo normal”, como si lo anterior no hubiera existido… Hete aquí el triunfo de la hegemonía neoliberal[1]. Y aún muchos, la creen a pies juntillas. Vino la crisis (estafa) afecta a los de abajo pero no a los de arriba, que aumenta las desigualdades más, que sirve para negocios de unos pocos, en la que colectivizamos las pérdidas de bancos y empresas, pero privatizamos sus beneficios, en la que los buitres fondos de inversión hacen negocios con los desahucios... Además, en España, con el boom del ladrillo que creó y fomentó Aznar y no paró ZP… Y aquí teníamos un gobierno que se decía “socialista” y “obrero” ¡y de izquierdas, decían!
¡Ay! El Psoe…quién te ha visto y quién te ve. No solo no manejaste bien las riendas del Estado cuando estalló la crisis, sino que aunque tímidamente, te pusiste del lado de los poderosos, regalando miles de millones a la banca, dando pequeños cortes a funcionariado y pensiones, haciendo una reforma laboral… ¡y pactando con el PP la reforma constitucional del artículo 135 que ponía hacía que la soberanía nacional dejase de existir para pasar a ser soberanía de los bancos también en Carta Magna! ¡oh,  perjuro! Sí, el Psoe se convirtió en traidor a los ojos de muchos… No supo escuchar el clamor de las calles del 15M… Y cayó, y ahora quieren levantar cabeza con una “cara bonita”… los lavados de cara, las nuevas fachadas no serán suficiente. ¡Volved a la izquierda! ¡Echad a los corruptos! ¡Maldita sea![2]
Y de aquello, pasamos a algo todavía peor, algo que no imaginábamos siquiera fuese tan horrible: el gobierno del PP. ¿Eres ultramillonario y/o corrupto? Si no es así y votas al PP otra vez… Siento decírtelo, pero eres masoca y te gusta que te flagelen con el látigo. ¿Qué decir de lo obvio que padecemos, por desgracia? Recortes y más recortes, destrucción del Estado del Bienestar, más paro y mucha más precariedad con la reforma laboral que fomenta el despido fácil, menos becas o desaparición de ellas, subida del IVA, amnistía fiscal para ricos corruptos, privatizaciones, más rescate a bancos y a Bankia ¡y a las autopistas! Miles de millones de euros de todos para salvar a los amigos pero ni un euro para salvar personas, a la Ciudadanía que le den, que le den palos con la Ley Mordaza, que no se quejen, y si no votan, mejor que son “silenciosos”. Su filosofía es, si eres pobre te jodes, culpa tuya, yo soy neoliberal. Y si te quejas, palo. Recorte aquí, destrucción allá, esa es la herencia que nos deja el PP. Cuando miles de jóvenes están exiliados, miles de familias desahuciadas, miles de personas temiendo perder su empleo, otras con un suelo que ni llega a la mitad de mileurista, niños que pasan hambre…. Y mientras, los dineros en Suiza. Gürtel, Púnica, Tarjetas Black, Ritaleaks, Caja B del PP, Bárcenas, Mato… Y todo esto es “falso, salvo alguna cosa” dice el que habla a través de una tele de plasma. Nos desprecia a todos los ciudadanos y ciudadanas. El PP, que se disuelva y entregue las armas, sus armas de destrucción masiva. El PP, no es una opción válida ni legitima para votar a no ser que seas ultramillonario y/o corrupto o masoca[3].
Claro, hay quienes están inmersos en una cultura política conservadora y todo los que les suene (o les hagan sonar) a “rojo” les parece un abismo como en el que estamos, pero con otras pinceladas. Bien, esa gente decente pero conservadora, no va a votar ni a Podemos, ni a IU, y aunque se lo piensen, se dicen “no, al PP ya no, que son unos chorizos”. Bueno, algo es algo. ¿Entonces qué podrían votar? Pues muchas personas van a votar al “nuevo” partido de “centro” que ha sido aupado por los medios y poderes fácticos: Ciudadanos, liderados por el “gran” Albert Rivera. Bien, como tantas veces he escrito, bienvenida sea la renovación al “centro-derecha” o la derecha, aunque siga siendo derecha y no sea tanta renovación. No podemos obviar a la “mitad” del país, lo que no quiere decir que no sigamos intentando convencerles de otras cosas.
Ciudadanos es “centro-derecha” pura derecha, aún está por ver. Parece, al menos, que están alejados de las ranciedades pperas nacionalcatólicas más recalcitrantes, ¿mero maquillaje? Esperemos que no. Eso sí, ese “cambio sensato” que pregona Albert Rivera, ni es tan cambio, ni es tan sensato. ¿Por qué digo esto? Porque en cuestiones socioeconómicas son más recambio que cambio, pues su neoliberalismo les lleva a  plantear cuestiones que no serían beneficiosas. Me refiero, por ejemplo, a su política fiscal consistente en bajar los impuestos directos y subir (o mantener) los indirectos. Partiendo de la base de que sin una recaudación fiscal adecuada, no hay Estado del Bienestar que se sostenga –amén de hacerlo dependiente de bancos especuladores extranjeros-, el problema inmediato es que esa política fiscal es desproporcional  y lesiva para la mayoría de la población. Es sencillo, los impuestos indirectos afectan a toda persona por igual, independientemente de sus ingresos y situación, mientras que los directos (en teoría) deberían ser proporcionales según renta y patrimonio. Es decir, la política fiscal de C’s (igual que la del PP, si bien este lo ha hecho todo aún más chapuceramente)  llevaría a que los ricos paguen menos mientras que las clases medias y bajas paguen más.
Que cada cual vote lo que quiera, pero que sepa que si vota a Ciudadanos no vota “centro” sino derecha o quizás centro-derecha. Si alguien quiere votar “centro” o algo parecido, o un “centro-progresista”, ya se debería plantear votar al PSOE, pero claro, al PSOE se le ha visto igual de inmerso en la doble corrupción económica y política que el PP… ¡Hasta se le ha visto pactar con él! Entonces, ¿qué queda en el “centro”? Pues los que se definieron desde el principio como tal, un partido que surgió como bisagra y regenerador en los tiempos del bipartidismo triunfante… Y que no logró sus objetivos, quedando ahora arrastrado por los vientos y cambios rápidos en el contexto. Me refiero a UPyD[4]. Ahora, cuando hemos visto la deriva más autoritaria del PP, cuando vamos conociendo mejor a Ciudadanos… Lloro la situación de UPyD –quizás lo haga remontar Irene Lozano, quien sabe. Cuando la he escuchado en comisiones del Congreso ¡hasta parece de izquierdas!-, que al final resulta que sí, que es lo más parecido a un “centro-progresista y regenerador”, a pesar de su centralismo, a pesar de su tozudez en algunos aspectos… ¡Sin mácula de corrupción –a diferencia de C’s-¡ Azote de corruptos en los tribunales –medalla que comparte con movimientos sociales como 15MparaRato e IU-, defensor del Estado del Bienestar –o esa impresión da- y ¡oh! Diferencia para mi significativa con C’s… que ve a los inmigrantes con Derechos, pues personas son –a muchos, por desgracia, se les olvida esto-, ya que defienden tengan acceso a la Sanidad Pública, aunque no tengan papeles. Creo que, igual que si desparece IU, despareciera UPyD, habríamos de llorarlo como una pérdida para la Democracia ¿Hay que sacrificar a estos adalides persistentes en pos del pragmatismo cortoplacista?
Vamos con Izquierda Unida[5], ¡Cuánto lloraremos si desaparece! Ahí, siempre, ignorada, motivo de chanza y burla, Izquierda Hundida decían… No supo estar a la altura el 15M[6]… Pero bien, ha hecho y hace intentos para ello, en los últimos tiempos. Es LA Izquierda, la que se define claramente como tal ¡hasta comunistas se dicen! Aunque más bien, son socialdemócratas en la práctica, pues la hegemonía neoliberal hace que se desplace el eje y que los sensatos planes socialdemócratas parezcan revolucionarios comunistas… Como dicen algunos de sus líderes, pasados y presentes, sólo que se cumpliera la Constitución de 1978 sería todo un acto revolucionario. Ahora, bajo liderazgo de Alberto Garzón –para mí, el mejor político que hay en España- esperemos remonte y, esperemos se logre la confluencia –o coalición electoral[7]- con otras fuerzas. IU sigue siendo una opción, la opción de izquierdas. Quienes propugnan medidas de trabajo garantizado, un proceso constituyente, reforma electoral –en esto coinciden con fuerzas como UPyD-, lucha contra la corrupción –ahí está su Código Ético-, defender a los trabajadores…
Y llegamos a PODEMOS… Desató un viento de Ilusión y Esperanzas hace un año, fustigado implacablemente por los medios y sus adversarios, convertido en el “bárbaro”, en el “otro”, son todo a la vez, desde nazis a comunistas, la ETA, bolivarianos y “corruptos como nosotros”, dicen… Pero a pesar de las encuestas que dicen se desinfla, esto no ha de ser así, no puede serlo o lo lamentaremos todos. Podemos vino para quedarse y para ganar, y así ha de ser. Por nuestro bien. El proceso constituyente es clave, sus medidas (socialdemócratas puras) son necesarias en un país como el nuestro de emergencia social, y, a pesar de su “moderación” última y su “calculada ambigüedad ideológica” son ellos quienes defienden nuestros intereses, los de la gente, los del “99%”, los que defienden más y mejor Democracia en todo, votar para tomar decisiones importantes, luchar contra la desigualdad y defender el Estado del Bienestar. En eso, coinciden con IU, y ambas fuerzas están llamadas a entenderse. Es más lo que les une que los que les separa. Sobre todo, el sentido común y la búsqueda de la mejora social. Más allá de Pablo Iglesias, está la gente que mueve Podemos, y que ha de seguir moviéndolo, porque son la respuesta (y alternativa) al tsunami destructor del neoliberalismo antidemocrático que nos gobierna.
Junto a IU y Podemos, han surgido, de cara a las municipales ¿por qué no para las autonómicas? Las candidaturas populares para ganar los ayuntamientos: los Ganemos, los Ciudad en Común… Son movimientos populares para ganar las ciudades para la Ciudadanía, para toda Ciudadana y Ciudadano, sin distinción, para echar a caciques y corruptos, para echar a esas “mafias” urbanas y recuperar las ciudades para el Pueblo, en base a un control de las cuentas, una ciudad más compacta, lejos de macroproyectos y sus derivas corruptas que arruinan la tesorería municipal y que solo benefician a 4. Estas candidaturas son las que defienden el tejido social de las ciudades, defendiendo al pequeño comercio frente a las grandes superficies, son quienes defienden la Cultura y el Patrimonio, son la gente que vive en la Ciudad y que trabajar por y para quienes en ella habitan.
Eduardo Galeano decía que la utopía sirve para caminar hacia adelante. Caminemos juntos por un futuro mejor, y lo haremos, para empezar, votando el 24M.
Tras estas reflexiones generales, vayamos a autonómicas y municipales, si bien, más brevemente.
En Aragón tenemos en el gobierno a Luisa Fernanda Rudi, ¡menuda pieza! Conocida por su paso como alcaldesa de Zaragoza por poner macetas ¡menudo logro! Asaltó la DGA con el apoyo de Biel (PAR). Su gobierno nos ha traído recortes en becas de comedor, menosprecio a la Universidad Pública a la que deben varios millones…que le dan a la privada, a la San Jorge que implantará además Magisterio –condenando a muerte a Huesca y Teruel-, pasa de reformar la Facultad de Filosofía y Letras que literalmente ¡se cae a pedazos!, convocó tarde y mal (y por sentencia judicial) oposiciones, la Sanidad Pública se ha visto empeorada… ¿De verdad se merece revalidar?
El PSOE aragonés ahora es encabezado por Javier Lambán, al que tuve la desgracia de escuchar en persona en un acto… Y todavía me dura el enfado y hace un año ya). ¿Habiendo estado los años anteriores al 2011 haciendo más bien poco tiene credibilidad ahora el PSOE aragonés? El PAR, junto a la gran banca, es el gobierno de facto de Aragón desde que tengo memoria: ahí están, en el sillón, pase lo que pase. Chaqueteros es la palabra que les define, caciques la que todo el mundo les llama. Pero ahí siguen, que no se van ni con agua caliente. La CHA… Siempre me han parecido un quiero y no puedo, un quiero ser nacionalista aragonés fuerte, pero me quedo a medias… IU… Desinflada.  Se la ha llevado la ventolera podemita. Porque PODEMOS Aragón es nuevo, pero fuerte, y con expectativas, pues su cabeza de lista, Pablo Echenique parece una persona sensata y cabal, que nos llevará a una mejora. Le acompañan en la lista, gente de Filosofía y Letras, lo cual considero positivo.
En la Inmortal y Siempre Heroica Zaragoza nos deja ¡por fin! Juan Alberto Belloch. Ha dejado alguna cosica buena, hay que reconocerlo…pero el balance general… no es positivo. Le sucede Pérez Anadón, del que he oído de todo… En la oposición y con aspiraciones a dejarla, está Eloy Suárez, del PP, con fantásticas ideas (nótese la ironía) como el “trambús” o una reforma del Mercado Central que reduciría sus puestos y costaría a las arcas municipales ¡6 millones de €! Y aquí, la buena noticia, está Zaragoza en Común[8]. Satiesteve es su cabeza, pero tras de él, hay una lista que parece seria y competente, mucha gente y una programa creado “desde abajo” que prevé una Ciudad más habitable.
Y si tenéis duda, en Zaragoza, yo lo tengo claro: PP y PSOE están permitiendo la destrucción de AVERLY –nuestro Patrimonio e Historia-, Zaragoza en Común la evitará. Ahí lo dejo.
Así pues, resumiendo:
-          PP: para ultramillonarios y/o corruptos.
-          C’s: para conservadores que no son corruptos.
-          UPyD: para los que se dicen de “centro”.
-          PSOE: para los que son de “izquierdas”, pero poquito, y para los que no votan, fichan.
-          PODEMOS: para los que quieren cambio (a mejor).
-          IU: para los de izquierda, y que quieren cambio (a mejor).
-          Zaragoza en Común: para todo zaragozano que quiera a su Ciudad.
Porque podemos, ganemos.
 -
D. Aquillué



[1] A este respecto, véanse trabajos de Xavier Domenech.
[6] Esto lo dice mucho Carmelo Romero.