sábado, 28 de noviembre de 2015

Una reflexión (colectiva) historiográfica


El otro día, en un seminario que organizamos, mencioné el gravísimo error de como la historiografía y los historiadores parecemos empeñados en "cortar con serrucho" en 1789/1808 como si el XIX y la Contemporaneidad no tuviera nada que ver con todo lo anterior. En ello insistió el compañero modernista Jaime Elipe y, otro compañero, dedicado a tiempos más presentes, Pablo Aguirre apuntó que otros muchos historiadores tienen a utilizar no ya serrucho, sino "sierra mecánica" para cortar en 1931 y desentenderse de todo lo anterior, menospreciándolo. 

Creo que estas son cuestiones que nos debemos plantear y replantear quienes investigamos, divulgamos y amamos la Historia. La fragmentación y parcelación puede ser práctica para un trabajo individual concreto, pero nos puede arrastrar a graves peligros, a perder la perspectiva y a minusvalorar el conjunto.

D. Aquillué. 

viernes, 20 de noviembre de 2015

Preguntas...


¿Me estáis diciendo que hay sospechas de que nuestros gobiernos occidentales han fomentado, vendido armas y comprado petróleo a terroristas yihadistas indirectamente a través de sus "aliados" radicales islamistas de Arabía Saudí y cía, y echamos la sospecha y culpa de terrorista al turco del kebab de enfrente o al refugiado que huye del terrorismo?
¿Me estáis diciendo que nuestros gobiernos tenían y tienen fichados a miles de yihadistas retornados y no actúan contra ellos y sí actúan contra los retornados que han combatido contra el DAESH?
¿Me estáis pidiendo estados de excepción, bombardeos indiscriminados, recortes de libertades en pro de falsa seguridad y extender armas por doquier para combatir el terrorismo cuando además de que se ha demostrado inútil, en España, con todo lo que hemos sufrido de ETA y yihadismo (11M) no hemos necesitado de tamañas barbaridades contraproducentes?
¿Me estáis diciendo que lo que hacen los medios es informar cuando más bien parecen hacer propaganda del DAESH presentando a los terroristas como casi héroes y lanzando propaganda del miedo que es lo que quieren los yihadistas?
¿Me estáis diciendo que Occidente de verdad no tiene medios para, si quiere, solucionar este problema sin renunciar a sus principios, nuestros principios occidentales de Libertad, Igualdad, Solidaridad, Democracia y Tolerancia?
¿De verdad? ¿En serio?
Son cosas que uno se pregunta...

domingo, 15 de noviembre de 2015

Una reflexión



Copio del Facebook de Javier H. lo siguiente:
"Dejemos de decir que el terrorismo es injustificable, que no tiene explicación lógica, e intentemos entender lo que realmente es:
1) La inmensa mayoría de los asesinados por ISIS son musulmanes, pero nadie escribe hashtags ni cambia su foto de perfil por ellos. Si lo de Francia te aterrorizó, imagínate lo que están viviendo los que huyen de Siria. Sí, los famosos refugiados a los que tantos rechazan o ignoran. ¿Qué harías tú?
2) Ahora quizás pienses que lo de Siria no va con nosotros. Pues temo decirte que te equivocas. El embrión del ISIS surgió para hacer frente a la Invasión de Irak de 2003. Sí, esa en la que España participó para derrocar a Sadam Husein y hallar unas armas de destrucción masiva que nunca aparecieron. ¿Y entonces qué se logro? Dejar un gobierno iraquí inestable que facilitó las cosas al ISIS para crecer y hacerse más fuerte.
3) ¿Y esto qué tiene que ver con Siria? Pues mucho. En 2014, aprovechando la Guerra Civil siria, el ISIS se extendió por el país y el presidente Al-Asad pidió ayuda a EEUU para combatir a los yihadistas. Sin embargo, empeñados en derrocar al régimen desde 2006 y viendo al ISIS como una buena oportunidad, los americanos no hicieron nada hasta octubre de 2015. ¿El resultado? En todo ese tiempo, el ISIS creció en poder, riqueza y armamento, convirtiéndose en un movimiento imparable.
4) ¿Estas diciendo que EEUU favoreció a los yihadistas? Sí. Y no es la primera vez. En los años 50-60, en la zona existían una serie de gobiernos socialistas, laicos y pro-URSS. El Egipto de Nasser, la República Democrática de Afganistán o el Irak del partido Baaz eran movimientos panarabistas que impulsaron reformas en pos de mayor justicia y apertura sociales, manteniendo a raya a oligarcas y a integristas religiosos. Por desgracia, con el fin de eliminar la influencia de la URSS sobre la zona en plena Guerra Fría, EEUU y Arabia Saudí desbancaron a todos estos regímenes apoyando a los musulmanes extremistas. ¿Cómo lo hicieron? Financiando a Al-Qaeda y entrenando a su líder, un tal Osama bin Laden. ¿Sabes a qué organización perteneció el ISIS hasta su desvinculación en 2014? Supongo que lo habrás adivinado: a Al-Qaeda.
5) ¿Y qué pinta en todo esto Arabia Saudí? Pues demasiado. Desde 1974, este país ha invertido sumas astronómicas para expandir por el mundo el wahabismo, su religión oficial. Esta versión extremista del Islam prohíbe aceptar los valores occidentales y justifica la yihad contra el infiel. Y por 'infiel' no se alude sólo a los no islámicos, sino también a los suníes y chiíes que no acepten su interpretación literal del Corán. En dos décadas ha instalado 1.500 mezquitas, 210 centros islámicos y 2.000 escuelas islámicas en países no musulmanes. Esto les ha permitido la creación de células yihadistas en Bélgica o EEUU, entre otros. Sin embargo, el ISIS no rinde cuentas a nadie y el pasado julio atentó contra dos mezquitas chiíes en la propia Arabia Saudí. Perplejo, el gobierno anunció la lucha contra el movimiento que, indirecta y paradójicamente, él mismo ayudó a financiar varias décadas atrás.
6) WTF?!? ¿Y Europa y EEUU han permitido todo esto? Pues sí, pero por una 'buena' razón. O más bien por tres razones. Por la dependencia europea del petróleo saudí y los intereses de las grandes petroleras de EEUU en el país; por las exportaciones de armas a Arabia Saudí desde Occidente (60.000 millones de EEUU y 3.300 millones de Europa sólo en 2010); y por los contratos multimillonarios, como el del AVE de La Meca. De hecho, no es casualidad que los medios occidentales callen ante el comportamiento de su 'aliado', mientras ladran a diario contra el yihadismo que este mismo financió. Ahora una pregunta, ¿de dónde salieron las armas usadas por los terroristas en los asesinatos de Francia? Efectivamente, de Europa.
7) ¿Entonces el ISIS es producto de quienes lo combaten porque este ha comenzado a matar a todos sin sentido alguno? Sí y no. Es cierto que los padres del ISIS son ahora sus incómodos combatientes, pero en ningún caso podemos afirmar que el terrorismo carezca de sentido. Sé que no queda muy bonito escribirlo en Facebook, pero todo acto terrorista tiene su lógica. El plan último del ISIS es establecer un Estado Islámico que se extienda por los territorios históricos del Islam. Para ello, debe convencer a los musulmanes europeos de que su destino es unirse a la causa. ¿Y cómo conseguirlo si muchos de ellos viven integrados y en paz? Pues generando islamofobia y desconfianza mediante ataques terroristas que permitan meter en el mismo saco a todos los musulmanes. Por tanto, todo aquel que siente miedo, desprecio o rechazo ante su vecino musulmán, está colaborando con los terroristas.
8) ¿No estarás sugiriendo que estemos tranquilos después de lo que ha pasado? No exactamente. De hecho, es posible que lo ocurrido vuelva a repetirse en breve. Pero si vivimos en estado de alarma, sólo estaremos dando la victoria al terrorismo. Precisamente es eso lo que busca, generar un falso ambiente de miedo y terror. Sin embargo, te diré que el riesgo que hay en Occidente de morir por accidente de coche o de un tiro en la cabeza (esto en EEUU) es doce veces superior al de hacerlo a manos de un terrorista. Y te diré algo más, aunque hoy todos temen al ISIS, debes saber que en las últimas semanas ha recibido rotundas derrotas y que, por cada día que pasa, el movimiento es más débil y ve más lejano su sueño de crear el Estado Islámico.
Comparte y difunde, ya que sólo la verdad nos hará libres. Más información de este y otros temas en Religión Racional."

jueves, 12 de noviembre de 2015

Tristeza nacionalista...


Leo comentarios muy exacerbados referentes al tema "del momento", pero un "momento" que ya es "permanente": Cataluña...
Me sigo sorprendiendo de las ganas que tiene la gente de irritarse por un tema que para mi debiera ser secundario, y que habría sido de fácil solución con voluntad política, democracia y diálogo...
Lo que más me entristece y preocupa es que personas conocidas, que no tendrían porqué llevarse mal, se encabronen por este tema.
Lo que nos debería enardecer y exaltar es la situación que compartimos independientemente de identidades y fronteras, esto es: la injusticia, la desigualdad, la precariedad, el paro, el fraude, la corrupción, la desposesión y despojo de lo público que es de todos, las carencias democráticas, la violencia machista y las de todo tipo etc.