lunes, 27 de junio de 2016

Tristes reflexiones de un lunes negro

Todavía profundamente entristecido, algunas reflexiones sobre lo de ayer:
1 - España no es un país de mierda. En todo caso, si eso, es un país de mierda como cualquier otro. Vivimos bajo el dominio de la hegemonía neoliberal y sus políticas austericidas. En Gran Bretaña ganó el Brexit de la xenofobia, en Francia Vallas aplica una reforma laboral pepera y el Frente Nacional está ad portas, en Alemania sigue Merkel, en Austria la ultraderecha casi gana las elecciones, Italia tiene la copia de Pdro Snchz, Grecia intervenida tras golpe de estado económico. la"liberal" USA campeona de desigualdad tiene a Trump acechando, Rusia bajo la bota autoritaria de Putin y Turquía bajo la de Erdogan... (el resto del mundo está devastado por dos siglos de intervención occidental y/o comrpado por el engrendro ultracpaitalistaconbarnizcomunista que es China). Hay que cambiar todo. (Quizás nos quede Portugal si consigue levantar cabeza, o Cataluña si se independiza y le va bien...).
2- Los fallos, a mi juicio, de la "izquierda" (en sentido amplio pues voy a meter al Psoe): castigo y miedo.
- Tras el 20-D tardaron 60 días a sentarse a dialogar.
- El Psoe dejó tirada a la izquierda para irse con la derecha de C's. Y ha sido castigado.
- Las formas Pablo Iglesias fueron nefastas. Y han sido castigadas.
- La no abstención -y posterior oposición- de Podemos ante el gobierno de un Psoe alineado con C's... creo que también ha pasado factura.
- Creerse unas encuestas infladas muy posiblemente a idea (para movilizar a la derecha ante el avance de esos "rojos comeniños" y que la percepción de derrota de Unidos Podemos fuese mayor).
- El Psoe ha hecho, junto a C's, la campaña al PP, comprando su discurso del miedo contra Unidas Podemos. Para el Psoe el adversario debiera haber sido Rajoy y no Pablo Iglesias. El voto del miedo se movilizó, sí, pero fue todo al PP.
- Ha habido votantes de IU, de Podemos y de otras formaciones de izquierda (Cha, por ejemplo) que se han quedado en casa. ¿Fobias partidistas? Aún así, la confluencia es el camino, y yo creo que ha servido de red y no es el mal como algunos quieren hacernos creer.
3- Sigue habiendo tres problemas: el voto rogado que nunca llega a los españoles en el extranjero, la ley electoral con su maldita mil veces circunscripción provincial, y el sistema mayoritario en la elección al Senado. Para mi son cuestiones muy poco democráticas.
4- A pesar de la cultura política conservadora, el franquismo sociológico, los años de hegemonía neoliberal, la campaña del miedo y los errores de la izquierda, de verdad que no comprendo la subida que ha tenido el PP, que no ha cambiado nada, mantiene a los mismos del "Luis sé fuerte", el que usa la polícia en su beneficio y habla con seres imaginarios, los que han hecho mil recortes ye stán en mil corruptelas, los que empobrecen el país, los de los papeles en Panamá, los que desahucian, los que exilñian a los jóvenes y vacían la hucha de las pensiones, los que aumentan la deuda por encima del 100% del PIB, los que suben el IVA y joden a los autónomos, los del trabajo precario... De verdad, con las opciones que ya hay... ¿el PP otra vez? Es para reflexionar. Y debemos reflexionar los que o bien no transmitimos bien el mensaje o bien damos un terror pánico no sé la razón, y los que prefieren votar a esa gente a probar otras opciones, no ya ni siquiera de izquierdas, sino decentes en la derecha...

sábado, 25 de junio de 2016

Unidos, podemos :)


En esta jornada llamada de reflexión, dejo esta vieja canción con la que decidieron acabar la película "Pride" (2014).
En medio de una Europa consternada por el Brexit, una Europa atenazada y empobrecida por políticas austericidas neoliberales, una Europa donde algunos levantan banderas de odio...
Reivindico que la unión nos da el poder de cambiar el mundo, que la lucha por los Derechos es una obligación, levanto bandera de Tolerancia, y sonrío.
Tengo Ilusión y Esperanza, creo que podemos construir un mundo mejor, juntos y juntas. 

 :)




https://www.youtube.com/watch?v=wFgT7eQRjeI

jueves, 23 de junio de 2016

" Negocio/ación de Averly" por Carlos Bitrián.

Artículo aparecido en "El Diario":

"Negocio/ación de Averly

Los suelos de Averly no permiten el fácil desarrollo de un proyecto edificatorio rentable. A los muchos condicionantes de tipo técnico y patrimonial (derivados estos últimos de la existencia de elementos protegidos) se suman las serias limitaciones impuestas por la normativa urbanística, que mínimamente aplicadas harían muy difícil cualquier operación lucrativa, y también la engorrosa necesidad de aprobar un complicado plan especial. Es una parcela céntrica, sí, pero ni mucho menos limpia. Por ello no es de extrañar que el ayuntamiento y la propiedad hayan llevado a cabo hasta ahora, según ha trascendido, una serie de negociaciones para permutar por otro vacío de mejores condiciones el terreno donde actualmente se encuentra uno de los principales bienes del patrimonio industrial español.
En este contexto debe enmarcarse la sesión que ayer celebró la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza para determinar, por una parte, si se iniciaba la catalogación de Averly y, de no ser así, si se concedía licencia de destrucción para la histórica factoría (el derribo de las dos partes industriales es la destrucción del conjunto). Según cómo hubiese discurrido la reunión, los periódicos hubieran podido titular: “El Ayuntamiento da un mes de plazo a Brial para pactar una permuta por Averly”. Sin embargo, los diarios digitales acabaron titulando por la tarde: “Brial da un mes de plazo al Ayuntamiento para pactar una permuta por Averly”. La diferencia entre una situación u otra es sustancial. En el primer caso, que hubiese derivado de la aceptación del inicio de catalogación, la negociación hubiera estado controlada por el Consistorio, que hubiera podido adecuar la propuesta final al interés público, sin perjuicio de que la propiedad hiciera uso de los mecanismos que permiten asegurar la corrección de las compensaciones. En el segundo caso, que fue el que resultó de la teatral retirada del expediente hasta la próxima reunión, es la empresa quien tiene mejores bazas para encarar la negociación final. Es ahora ella quien puede manejar los tiempos, forzar los términos y amenazar, en última instancia, con la muerte del valioso rehén.
De tan clara, la jugada ha sido completamente obscena. El Ayuntamiento, por voluntad del Partido Socialista y Ciudadanos (el Partido Popular ya lo había anunciado) fortaleció ayer la posición negociadora de una empresa privada en detrimento de la suya propia. Lo cual se traduce, simplemente, en una cuestión de dinero: de dinero público que puede pasar a manos privadas en forma de derechos edificatorios. PP, PSOE y Ciudadanos podrían haber optado porque en la negociación saliera ganando el patrimonio municipal, como se esperaría de los representantes municipales, pero optó por una negociación que beneficia el patrimonio privado. Seguro que los señores concejales no negociarán tan mal sus asuntos particulares.
El PSOE en el Ayuntamiento de Zaragoza no ha defendido el interés general. No conozco las razones: quedan en las interioridades previas a los juegos florales con los que ayer trató de disimular la condena de Averly a la destrucción. El guion resultó interesante, aunque ciertas obviedades deslucieron, una vez terminada la función, su calidad final: comenzó con una retirada del expediente que suponía debatir al cabo de un mes sobre la catalogación de algo que se iba a permitir tirar a las dos horas, y que, claro, tuvo que ir acompañada de un sorprendente llamamiento al gobierno para que pidiera a la propiedad que no ejecutara la licencia de derribo que justamente por esa retirada le iba a ser concedida. Una carambola que solo cobraría pleno sentido para el espectador cuando por la tarde la empresa emitió un comunicado (al tiempo en que el PSOE emitía otro en el mismo sentido, por cierto) en que, oh casualidad, se ofrecía al gobierno precisamente no ejecutar el derribo en el plazo de un mes, durante el cual se ofrecía llevar a cabo una negociación. El guión acabó con una abstención que al cabo del grito de ¡yo no he sido! pretendía camuflarse infantilmente entre el follaje de los votos de ZeC y Chunta. Claro que es posible que en parte lo logre, porque los medios de comunicación que explicarán la operación pertenecen a la misma esfera social que resulta beneficiada con la medida.
Lo peor desde la perspectiva del patrimonio cultural es que es muy posible que al fortalecer la posición negociadora de una promotora, PP, PSOE y Ciudadanos hayan acabado condenando a Averly a su destrucción final. No quisiéramos las gentes amantes del patrimonio que recayese sobre nuestras espaldas, como recae sobre las suyas, la responsabilidad (si bien que compartida con otras personas) de haber decretado la demolición del bien más importante del patrimonio industrial aragonés. Así se hace la ciudad. O, al menos, Zaragoza."

miércoles, 22 de junio de 2016

AVERLY: resumen

AVERLY: "Resumen".
Tras todo lo que he leído y escuchado intento hacer un resumen de la cuestión.
Averly se fundó a medidados dels iglo XIX. Es un ejemplo de villa burguesa y conjunto fabril anexo que se desarrolló sobre todoa fines del XIX y comienzos del siglo XX. De allí salieron numerosísimas estatuas, maquinarias y mobiliaro urbano. Los dueños de Averly tenían afán por guardar absolutamente todo.
En 2013 -ya 5 años después de que reventara la burbuja inmobiliara y ese modelo económico- la familia propietaria decidió vender el conjunto a la cosntructora Brial que proyecto construir un edificio de bastantes alturas para apartamentos de lujo -siendo que en Zaragoza hay infinidad de solares edificables, miles de viviendas vacías y otras tantas a rehabilitar-.
Es entonces cuando saltan todas las alarmas, aunque la Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés ya estuviese al tanto.
Se solicita a quien compete, Diputación General de Aragón -entonces en manos del PP- que declare Bien de Interés Cultural todo el conjunto de Averly -una joya única del Patrimonio Industrial por sus características-. Tras unas tensiones, presiones varias, y unos informes dudosos se decide arbitrariamente catalogar como BIC solo el 32% del conjunto, obviando por ejemplo el taller de fundición -que, recordemos, Averly era una fundición, ¿cómo se preserva "su espíritu" destruyendo la parte esencial?-.
La cuestión salta también a los tribunales. Y ahí sigue. A la espera de resolución.
Comienza a haber movilización y concienciación ciudadana.
Distintas instituciones y organismos nacionales e internacionales se pronuncian en defensa del conjunto único de Averly dado su gran valor histórico.
La DGA del PP no mueve ni un dedo para preservar nada más de ese 32%. El ayuntamiento de Zaragoza, entonces con Belloch, ni está ni se le espera.
Llega a la alcaldía, en minoría, Zaragoca en Común en mayo-junio de 2015 y lleva en su programa proteger y rehabilitar el 100% de Averly. A la DGA el Psoe, con un Dr. en Historia a la cabeza... pero la catalogación de BIC del conjunto Averly sigue durmiendo el sueño de los justos. Amén de que al parecer los representes de Brial se comportaron como auténticos "mafiosos" en las Cortes, según se dice.
Desde entonces intenta frenar el derribo, retrasarlo mientras se busca una solución. Llega un momento que si no resuleve la concesión de licencia de derribo cae en flagrante ilegalidad.
Entonces el consejero del ramo propone una permuta a Brial, es decir, darle otros terrenos para edificar y salvar del derribo Averly (unos dicen que esos terrenos estaban al lado, otros que junto al parque Pignatelli y otros que en arcosur), con lo cual la constructora no debería ser indemnizada en metálico sino simplemente se le "pagaba" con otro terreno. El paso siguiente sería rehabilitar Averly y darle uso público.
La constructora dice que no.
Corre el tiempo.
Más movilización social.
La prensa local se vende a Brial.
El concejal del ramo hace su propuesta en la comisión de urbanismo, esperando el apoyo de otros grupos. Su propuesta conlleva además modificar el Plan General de Ordanción urbana (¡que es de 1968 parece!) para que el terreno de Averly no sea edificable. ZEC solo recibe el apoyo del concejal de Cha, poniéndos en contra PP, C's y Psoe. Este último dice que se lo piensan un mes, pero pone condiciones, que quiere papeles -si no ha visto ya el valor histórico de Averly...-. No aceptar es apropuesta del concejal de ZEC supone automáticamente tener que tratar el asunto del derribo.
A continuación deben votar la licencia de derribo de Averly.No se puede oponer sin quebrantar explícitamente la legalidad.
ZEC, Cha y Psoe se abstienen, PP vota a favor del derribo y C's... en unos sitios he leído que se abstiene y en otros que vota con el PP.
¡Zaragozanos! ¡Zaragozanas!
Ayer, hoy y siempre a Zaragoza la defiende su gente.
No olvidar la Torre Nueva significa defender hoy con uñas y dientes Averly.
"Artículo 46.
Los poderes públicos garantizarán la conservación y promoverán el enriquecimiento del patrimonio histórico, cultural y artístico de los pueblos de España y de los bienes que lo integran, cualquiera que sea su régimen y su titularidad. La ley penal sancionará los atentados contra este patrimonio." Constitución Española de 1978.

DAD. 

domingo, 19 de junio de 2016

A los Ilustrísimos/as Concejales de Zaragoza: Salven Averly

Excmo. Sr. Alcalde D. Pedro Santisteve Roche,
Ilustrísimos/as Sres./Sras. Concejales del Excelentísimo Ayuntamiento de la Muy Noble, Muy Leal, Muy Heroica, Siempre Heroica, Muy Benéfica e Inmortal bimilenaria Ciudad de Zaragoza:

Este ciudadano que se dirige a ustedes lo hace entendiendo que ustedes como represenantes electos por la Ciudadanía son los primeros servidores públicos de la Ciudad de Zaragoza. 
El objetivo es sencillo, se trata de una cuestión que debiera estar por encima de ideologías y conflictos partidistas, puesto que defender Zaragoza y a quienes en ella habitan es su responsabilidad. 
En este caso concreto, el objetivo de esta misiva (la cual me gustaría pensar que van a leer) es que conserven y rehabiliten todo el conjunto industrial del siglo XIX de la fundición Averly.
Para ello el primer paso es que el próximo día 22 de junio, ustedes Ilustrísimos/as Concejales de Zaragoza voten a favor de su preservación en contra de su destrucción.
Les ruego encarecidamente sean buenos servidores públicos y buenos zaragozanos y zaragozanas y preserven nuestro Patrimono común, nuesta Historia, nuestra identidad, nuestra Ciudad, pues todo ello es Averly.
A ustedes se les presupone un nivel formativo y cultural pues desempeñan tan nobles cargos de representación en una Ciudad de tanta importancia en el presente y en el pasado como es Zaragoza. Por ello, esta carta debiera ser redundante e innecesaria, al igual que de más estaría recordarles la importancia que tiene el Patrimonio material e inmaterial de nuestra Ciudad, su Historia. Averly es un conjunto industrial de 150 años de antigüedad, se conserva intacto y completo, siendo un ejemplo casi único de villa burguesa y fabril del siglo XIX de incalculable valor. De ella salieron multitud de esculturas y mobiliario que pueblan nuestas calles, monumentos y plazas. Su valor reside en su conjunto, no puede ser amputado, mutilado. Ello sería terrible.
¿De qué serviría, por ejemplo, conservar media Lonja o mantener la Ofrenda de Flores a la Virgen y destruir el templo del Pilar? Todo ello sería un sinsentido demencial y un atentado al Patrimonio, a la Historia y a la Ciudad, pero algo así está planeado con Averly, destruir la mayor parte y dejar una minúscula parte como testimonio de nada. 
En los últimos 200 años ya hemos perdido demasiado Patrimonio, demasiada Ciudad, en Zaragoza. Sobran, por desgracia, ejemplos, aunque el más doloroso de todos quizás sea la bárbara destrucción de la Torre Nueva en 1892. No añadan una víctima más a esa negra lista. Además de con Averly, espero tengan sensibilidad con el resto del Patrimonio material e inmaterial de nuestra Ciudad.
En sus manos está.
Nuevamente, se lo ruego, por favor, Ilustrísimos/as Concejales de la Inmortal Ciudad de Zaragoza.
Salven Averly en su conjunto, y presérvenlo.
Un cordial saludo,
Daniel Aquillué. 






Averly está en peligro. Ayer, hoy y siempre a Zaragoza la defiende su gente



¡Zaragozanos!¡Zaragozanas!
 
Los enemigos de nuestra Inmortal Ciudad atacan de nuevo.
Hoy, ni siquiera tenemos endebles tapias tras las que resguardarnos. Además, el enemigo no viene del exterior, sino que lo tenemos ya dentro.
Ésta vez atacan Zaragoza por Averly.
No lanzan bombas, traen excavadoras.
No se legitiman con abdicaicones en Bayona, sino que se quieren legitimar con el voto de (posibles) perjuros.
Su objetivo es malvado, es destruir Zaragoza por el mero hecho de destruir.
AVERLY ESTÁ EN PELIGRO.
¿Dejaremos que consumen su fechoría?
¿Dejaremos destruyan (una vez más) parte de nuestra Ciudad, nuestro Patrimonio, nuestra Historia?
No, nunca, jamás. No nos rendiremos. Lucharemos por lo nuestro.
 
AYER, HOY Y SIEMPRE, A ZARAGOZA LA DEFIENDE SU GENTE.


D. A. D. 

jueves, 9 de junio de 2016

9 DE JUNIO DE 1843

El 9 de junio de 1843 España estaba al borde de una guerra civil.
Unos días antes algunos sectores progresistas habían iniciado un levantamiento contra el gobierno y la camarilla del regente, Espartero. Habían sido azuzados por unos moderados que ya habían intentado un golpe de estado en octubre de 1841 y que ésta vez se unieron a los sublevados, pero con objetivos bien distintos. Los unos pedían reformas progresistas, más parlamentarización del régimen, extensión de los derechos. Los que eran apoyados por la corte parisina de Luis Felipe y sus doctrinarios, en cambio, pretendían un giro conservador, una restricción de libertades, orden, una reacción, y el primer paso era encauzar ese levantamiento de mayo de 1843 no ya contra el gobierno sino contra el mismísimo regente, Espartero, muro ante cualquier regresión, no en vano era el héroe de Luchana, el Pacificador de España y el salvaguarda de la Constitución de 1837 y el trono Constitucional de la inocente Isabel.
Con media Cataluña en armas, Málaga y Sevilla reuniendo tropas, los generales Narváez y Concha desembarcando en Valencia... a Espartero y su gobierno se les estaba poniendo la cosa complicada, a pesar de contar con la benemérita Milicia Nacional de Madrid y los bastiones esparteristas de Cádiz y, sobre todo, la siempre heroica Zaragoza.
Así las cosas, un progresista antiesparterista llamado Javier de Quinto y un progresista en tránsito al moderantismo llamado Jaime Ortega (luego se pasaría al carlismo) conspiraron en Aragón. Junto a unos cuantos más, principalmente los moderados zaragozanos, se armaron y tomaron el día 9 de junio de 1843 la plaza de la Seo, el palacio arzobispal y algunas casas, coaccionando al ayuntamiento para que firmase un texto contra el gobierno. 
Creían así, pronunciar Zaragoza.
Pero mientras tanto, la Milicia Nacional de Zaragoza, alertada, formó por su cuenta en el Salón de Santa Engracia (hoy Pº Independencia) y Plaza de la Constitución (hoy de España). No habían defendido Zaragoza otras ocasiones para entregársela ahor a los que ellos consideraban amigos de carlistas y franceses.
Los alcaldes y regidores, una vez firmaron el texto propuesto por Quinto y Oretga, salieron de las casas consistoriales y se dirigieron a la plaza de la Constitución donde dijerona los milicianos que habían sido forzados a firmar contra el gobierno.
Inmediatamente, la Milicia atacó a los pronunciados, expulsándolos de la ciudad. Algunos consigueron huir, incluso en barca por le Ebro, como fue el caso de Ortega y Quinto, no así de otros que quedaron presos, siendo 2 fusilados.
Aún así, los enemigos de Espartero fueron poco a poco cosechando victorias en aquél veranos de 1843.
Jaime Ortega reuniería 2000 soldados con los que intentaría asaltar Zaragoza el 21 de julio, dándose un combate en Torrero y Puerta de Santa Engracia, con varios muertos y decenas de heridos.
Finalmente, Espartero se exiliaría, el gobierno del progresista López sería repuesto pero extremadamente débil cayó ante unos moderados que ahora dominaban la situación gracias al control del ejército. La reacción no tardó en llegar, y el régimen liberal de 1837 fue liquidado.
España, en 1844, doctrinaria, al nivel de Francia e Inglaterra, lejos de veleidades revolucionarias, pues así había sido percibida por las potencias europeas toda la legislación de 1812 y 1823 vigente años atrás (desde la Revolución de 1836)...

---
Daniel Aquillué.